web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Cielo naranja
Cielo naranja
Nicolás Muñoz festeja uno de los dos goles que anotó en la victoria del Águila de 3-0 ante Chalatenango. Foto Diario Co Latino/ Cortesía Águila.

Cielo naranja

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Águila voló una vez más al firmamento. El cuadro negro naranja corrigió los “yerros” del primer tiempo y se impuso con un categórico 3-0 a los alacranes del norte. Los emplumados aprovecharon el traspié del Santa Tecla para liderar en solitario la tabla del Clausura 2016.

Tardaron los migueleños para llegar al gol, cialis pero su hinchada congregada en los graderíos del Estadio Juan Francisco Barraza festejó tres anotaciones en la última media hora del encuentro.

Es que, aunque hubo oportunidades para descorchar el vino desde la primera mitad, la artillería de los migueleños esperó que este se añejara y, justo al minuto ´60, apareció Irvin Valdez para animar la fiesta e inaugurar el marcador.

Dos minutos más tarde, Nicolás Muñoz, que ya había hecho algunos disparos “chuecos”, encontró el 2-0 al definir con una especie de sombrerito que dejó sin chance al portero Kevin Caravantes.

El tanto de la sentencia también fue obra de Nicogol y llegó justo en el primer minuto del agregado, fue el 3-0 que por ahora le da con solvencia el liderato a los migueleños.

Águila llegó a 37 puntos, dos más que el Santa Tecla que mantiene su larga racha sin perder, pero que no pasó el sábado del 1-1 en la cancha San Sebastián de Pasaquina.

Los tecleños, que se encontraron con un tempranero gol en contra, reaccionaron tarde y, aunque estuvieron a punto de remontar, su asedio solo les alcanzó para conseguir el 1-1 a 10 minutos del final. La anotación llevó la firma del cafetero Luis Hinestroza, mientras que por los burros había convertido Josep López a los cuatro minutos.

Los pericos sumaron ante Pasaquina 15 partidos sin perder, la misma cantidad de encuentros que logró sostener el Águila en condición de invicto.

Atlético Marte también se encuentra en estado de gracia. El cuadro carabinero sumó en su visita a Metapán tres partidos sin ver derrota, tres juegos en los que ha conseguido siete unidades que le han valido para recortarle distancia a la UES en su dura pelea por esquivar el descenso.

Ante los jaguares, los marcianos sufrieron y acabaron con los pies hinchados, pero consiguieron volver a la capital con un valioso 0-0 que, por ahora, les pone a dos puntos de los universitarios que jugarán su partido ante Juventud Independiente (Firpo) esta misma tarde.

Ni agua, ni fuego

En el otro partido de la jornada sabatina, el Sonsonate, que jugó de local en el Estadio de Las Delicias, no pasó del 0-0 ante un Dragón que, obviamente, vino a Santa Tecla con la consigna de no perder.

El encuentro fue dominado de principio a fin por los sonsonatecos, pero les faltó coco y agua para sofocar la ansiedad que arrastran por la falta de triunfos y los mitológicos lo que menos escupieron fue fuego.

Su estrategia se basó en colocar barricadas y defender a capa y espada la portería de Óscar Sánchez, que tuvo que trabajar para evitar que los cocoteros destaparan el festejo. Julio Martínez en la portería de enfrente, por el contrario, debió pagar la entrada, pues no fue más que un espectador VIP.

Al final, fue tan falto de emoción y soso el partido que ambos cuadros terminaron festejando el puntito.

A %d blogueros les gusta esto: