web analytics
Viernes , 22 Septiembre 2017
Inicio » Opiniones » Carta a la ciudadanía

Carta a la ciudadanía

@arpassv

Estimados/as compatriotas:

El espectro radioeléctrico es un bien público vinculado al ejercicio de un derecho fundamental para la democracia: la libertad de expresión. Por tanto, tadalafil las frecuencias radiales y televisivas deben ser asignadas con criterios de equidad e inclusión a fin de garantizar el acceso a todos los sectores del país.

Así lo establecen estándares democráticos establecidos por instancias como la Relatoría de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, viagra la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Sin embargo, la Ley de Telecomunicaciones establece como único mecanismo de asignación de frecuencias la subasta al mayor postor. Con esto se excluye del acceso al espectro radioeléctrico a medios comunitarios, organizaciones sociales y sectores no lucrativos de la sociedad civil.

La subasta como único mecanismo para otorgar concesiones del espectro radioeléctrico violenta los principios constitucionales de igualdad ante la ley, libertad de expresión, orden económico con justicia social, prohibición de prácticas monopólicas y prevalencia de los tratados internacionales sobre las leyes secundarias.

La subasta y otras disposiciones sobre las concesiones de frecuencias radioeléctricas (carácter de bien privado, renovación automática y falta de límites antimonopólicos) propiciaron la consolidación del actual modelo mediático corporativo que es incompatible con la democracia.

Por eso tiene especial relevancia la medida cautelar de la Sala Constitucional que ordena a la Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) suspender la subasta de frecuencias, así como también la eventual sentencia definitiva contra los artículos 80-85 y 100 de la Ley de Telecomunicaciones que regulan este mecanismo.

Esto obligará a la Asamblea Legislativa a establecer un mecanismo democrático para otorgar las frecuencias radioeléctricas y abrirá un amplio debate nacional sobre una reforma integral del marco jurídico de las comunicaciones. Reforma tendiente a democratizar el acceso al espectro radioeléctrico y garantizar el desarrollo equitativo de los medios públicos, privados y comunitarios.

Por eso es necesario que exijamos a la Sala Constitucional una sentencia definitiva de inconstitucionalidad contra la subasta de frecuencias radioeléctricas. Entonces, todos y todas, a concentrarnos frente a la Corte Suprema de Justicia, mañana miércoles 21 de mayo, a las 8:30 a.m.

A %d blogueros les gusta esto: