web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Campo pagado de Jim Casalbé
Campo pagado de Jim Casalbé

Campo pagado de Jim Casalbé

Los poemas aquí publicados son parte de uno de mis primeros libros “CAMPO PAGADO”, cialis sale con tres ediciones, pharmacy   El Salvador 1981, Alemania 1985; Canadá 1998; y la cuarta edición que se prepara en El Salvador para el 2014.
Dicho libro contiene más de cien poemas, dedicados a los caídos en la guerra y otros  temas relacionados con la represión, injusticia social y la desigualdad, que generaron las condiciones de guerra.
En este espacio presento algunos poemas dedicados a los poetas que cayeron en la guerra pero que fueron olvidados en la post guerra, algunos fueron miembros del grupo literario “La Cebolla Púrpura” publicados en “La Pájara Pinta” “La Pancarta” y periódicos.
Dado que mi trabajo literario ha sido intencional y perversamente ignorado por antologadores e investigadores, muy a pesar que se me conoce, podría incluirme en esta “Generación Olvidada” publicados en esta memoria, ya que a diferencia de ellos, sobreviví a la guerra, dado que en 1983  fui secuestrado por un escuadrón de la muerte que operaba en la Policía Nacional de San Miguel, donde fui torturado y dado por desaparecido por dos meses, hasta que aparecí en el Penal de Mariona, en el Quinto Frente como preso político y miembro del COPPES. Como muchos tuve que pagar mi libertad a la Comisión de los Derechos Humanos del gobierno en junio de 1984,  para luego exiliarme en Alemania y posteriormente en Canadá.

NEGRAZO
-A Alfonso Hernández- Gonzalo.
1948-1988

Pudiste inventarte algún pretexto
para nunca rondar el escalofrío.
una bala perdida de cualquier guerra
o un querer morirse a como fuera,

Horas antes, bromeabamos tu suerte
pero jóvenes renegamos a irnos
porque no era justo morir de viejos
entre el cementerio de los duendes.

Y te fuiste ante nuestra sorpresa
dejándonos las inevitables dudas
porque entendimos que para morir
bastaba encontrar un mal instante,

Negrura que estalló en tu cósmos
tan negro en tu momento negro
y negros se nos pintaron los pasos
negro tu silencio y nuestro miedo,

Tu guerra valió como la nuestra
tus versos ya no serán solo tuyos
serán de la piel que labre lo nuevo
en otra mazacuata vigía del sueño,

Volcán novembrino y bombardeado
desobedeciste la orden en trinchera
decidiendo eternizarte con los héroes
dejándonos fusil y pluma de futuros,

Tuviste que suspender tu algarabía
para caer en la dureza del recuerdo
como cayeron, los de ellos y los nuestros
dudando si la guerra, valdría para todos.

Nuestro mirar choca con los horizontes
mientras los tuyos traspasaron el límite,
nuestras manos tejieron algunas victorias
y las tuyas insinuaron el mundo soñado.

MARTIRIO SIN FECHA
A Mauricio Vallejo Marroquin.
1958-1981

Tierno y marcado con ancestral sabiduría
inquietud agitada desde los años tempranos
como latente fuego que por justicia entrega
la vida por los dolidos que nos duele a todos,

La belleza del guerrero que con todo asume
era la estrella redentora en tus horizontes
la denuncia fue el puente para pelear seguro
y antes de tus veinte suspiros callaste eterno,

El tico silencio se volvió tu patriótica euforia
la sangre mayance palpitaba desde tus raíces
y en un solo parpadeo caminaste en tu suelo
para ser un bastión de la marejada justiciera,

Tu mirar se nubló en el simbólico julio cuatro
como día delator de tus pervertidos verdugos
cuatro asesinos grabados por tu mirar cansado
ocultaron tu esencia, escondiendo tu destino,

Como cosa raza, la UCA atestigua tu fatalicio
y las entrañas de la UES ocultaron tu palabra
dieciocho años bajo tierra con dolor punzante
con la señal del luto que no se vivió verdadero,

Años después, tu único cipote en relevo grita
con la atarraya llena de estrellas y esperanza
guiado por la verdad justiciera de la siguanaba
que en tu cuento no solo espantaba espantos,

Pues el chorro de brujería bañó al varón nacido
con cogollos hechos de metastásicos versos
y la magia agorera de la ultralempina ruda
chilla bravía porque otro sistema aparezca.

DISCRETO ENCANTO
-A Jaime Suárez Quemain-
1949-1980

Tus ojos vidreaban tanto espanto
y gotas de mal sudor te dibujaron
cuando mugres manos te tentaron
en julio once en el bella nápoles,

Al otro día nos sorprendió el atentado
y volamos todos con las golondrinas
para llorarte después ya frío e inerte
en el temeroso Cuscatlán antiguo,

Tu genésica fuerza no calló nunca
el furor de tu estirpe mostró su garra
ante los zombies y fantasmas bien pagados
esbirros esquizoides del perverso imperio

Y caímos al fondo del anonimato
susurrando mil increíbles tácticas
en el país donde las raras revueltas
retomaron tu visión con heroísmo,

Probamos que la victoria era posible
en nuestra verde y diminuta geografía
reinventándonos miles de estrategias
viviendo y comiendo junto al asesino,

En tu honor y por los otros mártires
le devastamos la soberbia al insano
la cebolla púrpura se vanagloriaba
cada vez que un vítore era nuestro,

Fuiste nuestro duende de la escena
reviviendo tu discreto y dulce encanto
decorando tu esencia entre tramoyas
tirando gustosos el disparo colectivo,

Unimos las soledades cuando pudimos
sentados al pie del ángel de la libertad
viendo el viejo arco del santo rosario
donde los caídos tributan tu silencio.

DÍAS CON TUS HUELLAS
A Delfy Góchez (Juana Ma. Tiempo)
1958-1979

Morir por convicción no es morir
con el ideal de la vida por la vida
morir con la visión de metamorfosis
no importa si es en la calle o la llanura.

La sangre preparada se derrama lúcida
porque es sangre de otra sangre libertaria
creativa génesis de luminosos universos
rebeldía de tu estirpe de vertiente futurista,

Morir así, con gusto por la gente maltratada
es ganarse los laureles antes de la agonía
es como anunciar que para morir se lucha
como verso disparado al certero enemigo.

Morir como estudiante del mañana justo
con el grito altisonante y nada temeroso
con el puño izquierdo en alto y aguerrido
es morir muy consciente del buen destino.

Morir así, por un cobarde disparo sin guerra
pancarta en alto de aquel mayo amortajado
siendo muy temprano para caer en la batalla
te fusionó valiente a tu nombre de guerra.

MI NOMBRE AQUEL
A Lil Milagro Ramírez
1945-1979

Tu nombre aquel no se dijo ni en susurros
callaron Roque, Sancho y el negro Alfonso
cuando la voz guerrillera anunció tu partida
ignorándose donde hiciste tu última posta.

Pensar y paciencia en tu entidad de fuego
atleta de la utopía que miles empuñaron
aunque la traición al sueño se hizo presente
el grupo nunca abandonó el fin propuesto.

Tu nombre aquel, de lilas y milagros
oloroso a trinchera y a duras caminatas
no esperó a ser en si mismo lo deseado
pero fue triunfo para el dolor del mundo.

Roque fue quien pintó tu heroico nombre
después que la duda apagó sus horizontes
generando resistencia a claudicar la vida
porque la muerte te rondaba día y noche.

Octubre no fue bueno para seguir inquieta
el grito guerrillero lloró tu eterno silencio
el alma de la resistencia no veló tu esencia
y el testamento de tu sueño quedó latente,

Lila de aguas oscuras, de sones nocturnos
mujer en la flor de las auroras entrañables
milagro que se parió en el perfecto instante
de cuando del cielo se desprende la justicia.

TOMEN MI NOMBRE
A Rigoberto Góngora 1955-1983

Tu vida se truncó en las gotas silenciosas
y tu nombre no lo llevamos a tu sombra
el fragor de la injusticia te segó temprano
recién empuñaste el fuego de la asepsia,

Poco de tu prolífera simiente permanece
en la memoria de quienes te impulsaron
la luz de la pájara pinta anidó tus ovillos
albergando tus versos en su gran misterio,

La revolucionaria trinchera aún te siente
felipe era tu sello de guerra, chele valiente
nadie del grupo te buscó en los portales
el grito mortal te sorprendió en la montaña,

La desaforada bestia no se divirtió contigo
cayó en la locura de la barbarie y la crisis
porque los sofismas de tu convicción pura
gritaron un final pleno de luz y de esperanza,

Tu sangre que nuestras manos no tentaron
hizo que nacieran vertientes en lo agreste
para que la marejada verde olivo oficialista
abortara la esencia amarga de sus venas,

No era brumoso el instante de tu suerte
ni hubo agorero que percibiera  peligro
el viento invisible te llevó hacia el vacío
donde no hubo queja que velara tu pena.

BELÉN
A Nelson Brizuela.
240755-070890

El barrio poco reconoce tu simiente
poeta de la bondad y de la honra
hijo de la paz odiado por la guerra
verbo de pájaras y pintas reflexivas,

Emocionante Margarita, tu testimonio
la duda te llevó al universo chorotega
para saber desde la nostálgica distancia
la suerte de quienes vivían dando guerra,

Fiel habitante de las noches tertuleras
del Napoles, el Lutecia y el Alcázar
las calles del San Salvador ochentero
extrañan tu paso y tu pensar conciliantes,

Managua sintió tu juventud moribunda
no fue la guerra sino la paz tu victimaria
pero guerrero fuiste como tus camaradas
porque el verso se pintaba de real justicia,

Llanto y pobreza en tu palabra erguida
dolor en el duro rumor de los hambrientos
entendías de aguaceros y de tembladeras
porque hijo eras de la patria irredenta.

La cruel injusticia de malos gobiernos
inquietaron tu alma del ser visionario
revolucionario de principios y fines
alma que muy poco disfrutó su turno.

VEINTE AÑOS ES POCO
-A Claudia María Jovel-
San Sebastian, San Vicente. 1969-1989

Tierna era tu piel para el viaje sin retorno
dolorosa ausencia, transparente alborada
haciéndote sentir el presagio de despedida
volviéndote eco en la percepción del afecto,

Primigenia bataneca, musa del chichontepec
de los tehuacanos que en el sisimite pernoctan
virgen del verso florido en tu vicentina esencia
retoñó lejano del bravo Aquino nonualqueño.

Veinte años es poco para madurar la palabra
pero madura era la sospecha en tu buen legado
como niña de verso, claro, andante  y justiciero
en las oscuras horas de riesgo y fatal sorpresa.

Primera en mucho, niña insignia de tu pueblo
porque tu sangre era poesía en desbandada
única razón que explica tu juvenil partida
al universo donde van los que nunca mueren,

Fue el entorno ancestral tu arcilla heroica
el verdor del Jiboa inspiró tu justa lucha
porque de ese barro fértil te nacieron sueños
y te hiciste invisible para cuidar la esperanza.

La angustia de quienes testifican tu martirio
no descansa aún por la conquista anhelada
el frente de guerra donde disparaste verbos
sigue vivo entre valles, barrios y ciudades.

Alma dispersa como brisa en el desvalido
grillos y luciérnagas claman tu presencia
en el paraíso accidentado de cada loma
el silencio corteja tu trashumante silueta.

AMANDO LAS DUDAS
-A Arquímides Cruz-
San Sebastian, San Vicente, El Salvador 1964-1989

La duda es clave cuando se apuesta la vida
si la palabra amarra con el acto inevitable
la consecuencia entonces tributa ofrendas
y nos acercamos a la muerte como amigos

Si la esencia de lo honesto nos hace mártires
ignorando que el final se adorna de laureles
la valentía convoca a quienes mató la duda
para lanzar las dianas que tu nobleza no recibe,

Cómo nombrar con franqueza todas las cosas
si el temor y la duda retiene a tanto parlero
para defender la matria del perverso atentado
y que la patria vomite el discurso postrero,

Ante tu heroico acto no hay titubeo que valga
los ayes de los desprotegidos urgen de manos
las risas de los psicópatas urgen de disparos
por eso es que debemos honrar tu sacrificio,

Tu verso xibalbeño cuajó en cúlmen sinfonía
rastros y piedras de huracán hechos metáfora
fueron esencialmente anhelo por la justicia
bitácora inconclusa para lo que nos hace falta,

¿Porqué caíste en la libertad nunca liberada
cargado de paisajes y de estampas dolorosas?
pudiste escoger un cielo donde te acogieran
cerca del puño hermano de la mano solidaria.

LIBERTARIO ECLIPSE
-A Leyla Patricia Quintana Marxelly-Amada Libertad- Santa Tecla 020470-110791

Amada por el rumor del volcán dormitante
por la fuerza del eclipse de sol veraniego
por el coraje del pelotón signado de locuras
que te vio crecer y se resintió en tu ocaso,

Libertad en la ruda urbe y el plácido campo,
tecleña maravilla surcadora de horizontes
preventiva alondra ante la presencia enemiga
salvadora de la vida y la quietud en el combate,

El salitre bajo tus pasos cuenta cada hazaña
se aliaron tus raíces con tus amorosas trenzas
hasta el tope del resuello y la furia guerrillera
silenció claves y códigos cuando era julio once,

Las burlas de la vida son burlas de mal gusto
al olvido llegó tu nombre después del agarre
ventiun dianas por cada uno de tus pálpitos
risueña afilaste las conciencias del pueblo,

Tu embromado genio, nos animó las agallas
la exacta veracidad te inmortalizó en vida
luego el grito de libertad o muerte fue nutrido
como nutrida la metralla que calló tu alegría,

En el Quezaltepeque caíste y ahí quedaste
las manos maternas rescataron tu herencia
letras, anhelos e ideales estallaron tu aurora
hasta la poesía siempre, Elena libre y amada.

CRUEL EMBOSCADA
-A Amilcar Colocho- Ciudad Arce 240165. Volcan Quezaltepec 301090.

La ironía como compañera fiel, fue tu vigía
por quien sabe que contradicción oculta
entre tus ropas olorosas a suerte y desgracia
que poco delataron la visión de tus azares,

Tu canción guerramor estandarte de poesía
amor derramado en la sangre de emboscada
guerra bailoteando en tu parturienta sesera
que con ser así perfilaba luminosos avatares,

Colocho y requemado en el camino andabas
apertrechado de planes en poemas develados
ternura de héroe o de mártir pero muy tierno
hijo del sombrío Arce y de Quezalte ahijado,

Cantor primaveral de innombrables mariposas
octubre fue verdugo de tu cuenta de los años
fin del aguacero y principio del infernal clima
marcaron tu aguerrida figura y memorial silueta,

La muerte tendió su alfombra bajo tus sueños
y te fuiste en el viento de piscuchas navideñas
porque para amar hay que derramar tanta vida
difícil era sobrevivir en el mortuorio aguacero,

Vives en el Sumpul con tu hermandad silvestre
voces desde Guazapa claman tu mejor llovizna
te recuerdan que la cobardía debe ser latigada
y que el falso combatiente debería ser espanto.

De la rebeldía te nació un jardín de margaritas
ahí aun cavas los versos que quedaron sueltos
y el ensordecedor trinar de fusiles en desbande
anuncia que falta sacrificio para lograr el fruto.

A %d blogueros les gusta esto: