web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Editorial » Campaña de desprestigio contra la PNC
Campaña de desprestigio contra la PNC

Campaña de desprestigio contra la PNC

Pese  a que por su naturaleza los cuerpos de seguridad pueden caer en errores, como ocurre en toda policía del mundo, y no son justificables, por supuesto, tampoco puede achacárseles como entes violadores de los Derechos Humanos, al estilo de los cuerpos de seguridad de los viejos regímenes militares.

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), el comisionado Howard Cotto, denunció recientemente que hay toda una campaña de desprestigio contra la PNC. La campaña, dijo Cotto, busca acusar a la PNC de “sistemática violadora de los derechos humanos”.

El mismo Cotto ha aceptado que algunos de sus miembros, de forma aislada han cometido abusos, por los que los mismos han sido investigado internamente, pero eso no significa que haya una política institucional para la violación de los Derechos Humanos.

El Presidente de la República, incluso, no edita el programa “Ventana Abierta” que mantiene los sábados cada 15 días en la ex Residencia Presidencial, donde escuchó a un joven y a la madre del joven, denunciar acoso policial en sus comunidades.

El Presidente Sánchez Cerén, además de ordenar que no se editara el programa al ser repetido, dado que se transmitía en vivo, pidió además que se investigara la denuncia. La actitud del Presidente es más que aplaudible.

Y es que ante quejas, acoso o violaciones de parte de un agente policial contra un ciudadano no deben permitirse, por eso, en el caso de El Salvador existen la Inspectoría General de la Policía, adscrita al Ministerio de Justicia y Seguridad, y Asuntos Internos, al interior de la PNC.

Si bien, como hemos dicho antes, por la naturaleza de un cuerpo policial hay casos aislados de abusos, estos se combaten con la denuncia ciudadana, primero, y con las actuaciones diligentes de las instituciones contraloras.

En el caso de la PNC, esta no solo es controlada por las instituciones arriba mencionadas, sino también por la Procuraduría de los Derechos Humanos.

La procuraduría, por cierto, ha dicho tener más de 600 denuncias contra la Policía. Seguramente, cuando la Procuraduría investigue, algunos casos serán verdaderos, otros, sencillamente, serán parte de una estrategia para desvirtuar la acción represiva de la PNC.

Tenemos entendido, por cierto, que un personaje conocido como reconocido delincuente o ex delincuente conocido como “El Piwa”, ha interpuesto varias denuncias contra la policía.

Es necesario que la población esté atenta a las campañas de desprestigio contra la policía, porque estas lo buscarían es desmoralizar al policía para disminuir la persecución contra los delincuentes en el país.

Es necesario también que las instituciones contraloras actúen oportunamente para evitar los malos procedimientos o abusos en los que incurre un agente de la seguridad pública.

A %d blogueros les gusta esto: