web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Opiniones » El calvario del presupuesto nacional

El calvario del presupuesto nacional

César Ramírez
@caralvasalvador

Vivimos las estaciones dolorosas del calvario para aprobar el presupuesto nacional, las interpretaciones sobran, las discusiones se convierten en emociones encontradas entre partidos políticos y no de soluciones para la nación, es un mundo de ruidos donde todos gritan al mismo tiempo, pero quienes sufrirán las penalidades resultantes serán los trabajadores.

Las deudas acumuladas por décadas de administraciones anteriores crecen, son un incendio forestal que se expande en la zona boscosa, el fuego avanza amenazando consumir todo a su paso, incluso las mansiones más lejanas arderán; sin presupuesto no existirán nuevos proyectos, ni financiamiento para problemas urgentes en salud y educación. Si buscamos culpables les encontraremos con banderas que ahora tienen discursos exculpatorios, si buscamos soluciones la realidad nos golpeará con una nación postrada por tanta deuda interna y externa.

Las soluciones esenciales resultan de pagar las deudas propias y ajenas (!), hablamos de la viabilidad de la nación no de un partido político, con la diferencia que en este caso no hablamos de personas particulares, sino de millones de ciudadanos que se merecen un mejor futuro.

Tampoco se trata de un solo acontecimiento, sino una saga de eventos económicos que amenazan provocar un verdadero terremoto financiero, los cuales se inician hace décadas, el tratamiento de la economía ha sido negligente, corrupto, degradado al uso particular de los dineros del pueblo.

El modelo es perverso y vigente, el sistema de pensiones debe reformarse a favor los trabajadores y disminuir las ganancias de los propietarios, así como existen pensionistas que reciben mensualidades sin haber trabajado “nunca” debido a truculentos servicios corruptos, su lado opuesto es de otros trabajadores a quienes les negaron su pensión por insuficiencia a pesar de cotizar durante años, y la proporción de las pensiones es monumental e insultante.

Si agregamos el bloqueo por interpretaciones constitucionales, la constante negación a los empréstitos internacionales, la intervención jurídica desigual al juzgar por enriquecimiento ilícito a unos y no a sus compadres, acusar a funcionarios de filiación política con destituciones públicas y sin derecho de defensa, etc… nos ilustra un cuadro desolador de interpretaciones políticas que no ayudan en nada a solucionar los problemas nacionales, son elementos que solo contribuyen a la autodestrucción nacional.

Existe no obstante la voluntad del pueblo salvadoreño a encontrar la virtud que existe, la honradez de los trabajadores, la generosidad de los desposeídos, la solidaridad ante la desesperanza por un pueblo que se merece algo mejor, un camino de éxito, de logros culturales y materiales.

El capitalismo está diseñado para sembrar la desesperanza entre los trabajadores, vivimos en ese capitalismo, nuestra democracia es el resultado de ese evento y la inclusión de la libertad de expresión, por ello este juego entre capitalistas extremos y pueblo en general, debe encontrar soluciones, la mayor catástrofe no es el impago, es al final de cuentas el fracaso de la democracia corrupta y politiquera, que vive de eventos electorales pero no soluciona la pobreza, ni eleva la educación, ni mejora la salud… me parece que el calvario del presupuesto terminará en una nueva democracia resurrecta a favor del pueblo.

www.cesarramirezcaralva.com

A %d blogueros les gusta esto: