web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Bordados que narran historias
Bordados que narran historias

Bordados que narran historias

@OscarportilloD

En coloridos manteles se plasmó, sales en forma de protesta, check las vivencias de los cerca de 8 mil salvadoreños, sickness de la zona norte de Morazán, que se refugiaron en tierras hondureñas, a causa del conflicto bélico en la década de 1980.

Los salvadoreños bordaron pintorescas obras, donde protestaban contra el conflicto armado y el anhelo de regresar a su país con mejores condiciones de vida.

La historia que mujeres refugiadas crearon, se exhibió desde el 15 de mayo hasta el 13 de junio, del presente año, en la biblioteca Padre Florentino Idoate, ubicada en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, bajo el nombre “Bordando la memoria de Colomoncagua”.

Jackeline Morales, directora de la biblioteca, dijo que este tipo de exhibiciones trata de demostrar a los estudiantes de la universidad y a los visitantes, partes de la historia que no se reflejan en los libros y tienden a ser olvidadas.

Morales describe la exhibición como significativa para la historia salvadoreña, y es que los refugiados en Honduras, vivieron situaciones difíciles al ser marginados por los habitantes de esa zona y tampoco contar con una fuente de alimento, solo contaban con frutas y vegetales silvestres que encontraban.

Para fortuna de los hermanos salvadoreños refugiados, contaron cooperación internacional, que brindo Alemania, y los capacitaron por medio de talleres, con el objetivo que su comunidad fuera más organizada y autosostenible.

Gracias a la ayuda brindada, la comunidad montó una escuela con el fin de alfabetizar a los niños, por otro lado, otros desarrollaron habilidades de carpintería y agricultura.

El padre Segundo Montes, hizo un análisis de las comunidades que buscaban refugio a raíz del conflicto, y una de las comunidades en las que mostró más interés fue, Colomoncagua, por el modelo de autosostenibilidad que desarrollaron.

En una de sus obras, Montes escribió que Colomoncagua es un ejemplo para otras comunidades e incluso mencionó que su modelo puede ser efectivo para la autosostenibilidad de un país.

En 1990, los más de 8 mil salvadoreños fueron repatriados y fundaron la Comunidad Segundo Montes, en honor al sacerdote de mismo nombre que fue asesinado en la Universidad José Simeón Cañas.

La exhibición se hizo en colaboración con el Museo de Arte Popular, en el marco del Día internacional de los museos, que se celebra el 16 de mayo.

A %d blogueros les gusta esto: