web analytics
Martes , 19 Septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Bloqueo y desestabilización, las formas de injerencia económica en América Latina
Bloqueo y desestabilización, las formas  de injerencia económica en América Latina
Antonio Núñez, diplomático venezolano, y César Villalona, economista. Foto Diario Co Latino/ Rodrigo Sura

Bloqueo y desestabilización, las formas de injerencia económica en América Latina

@AlmaCoLatino

La “injerencia de Estados Unidos” ha venido penetrando en los asuntos internos de los países de América Latina, cheap desde el siglo XIX, ask y esta continúa en la actualidad, rx   con el bloqueo y la desestabilización económica, afirmó el economista César Villalona,. Desde su nacimiento como nación independiente, Estados Unidos se caracterizó por sus ambiciones y deseos de expansión. A lo largo de los siglos XVIII y XIX, sus esfuerzos estaban concentrados en una sola meta: expandirse hacia el Oeste, hacia el Sur, hacia el Este y en el Océano. Durante la cátedra Simón Bolívar, Villalona indicó que la injerencia se ha dado como la de cualquier país imperialista a través de la exportación de capitales. El capitalismo, cuando entra en su fase imperialista a finales del siglo XIX, se caracteriza por exportar capitales bajo las modalidades de la inversión directa y préstamos.

 Estados Unidos, al controlar la mayor parte de la economía de los países, era quien determinaba las estrategias a seguir en ciertos aspectos políticos, sociales y, sobre todo, económicos.

“Estados Unidos hace sustracción de recursos en los países cuando se hacen inversiones directas y desde ahí obtiene plusvalías, para así tener ganancias; otra de las modalidades es a través de los préstamos y el otro es por medio del comercio. Estados Unidos nos ha saqueado a través de las tres formas”, comentó el economista.

 Luego de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos, al estar localizado lejos del área del conflicto no se vio afectado en su economía, de esta manera iniciaron un proceso de financiación y abastecimiento a los países que habían sido afectados por la guerra, con lo cual su economía se fortaleció aún más.

El país se erigía como la Primera Potencia Mundial.

Estados Unidos era, para ese momento, el principal productor y exportador de materia prima, productos industriales y alimenticios, a escala mundial.

 Villalona dijo que Estados Unidos actualmente desarrolla dos formas de injerencia económica en los países latinoamericanos, la primera es mediante el “bloqueo económico, comercial y financiero” y la otra es la desestabilización.

El bloqueo más prolongado y cruel que se haya conocido es en contra de Cuba, que forma parte esencial de su política de hostilidad y agresiones contra el pueblo cubano.

El objetivo del bloque económico ha sido la destrucción de la Revolución Cubana a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas, negarle dinero y suministros a Cuba, para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.

Constituye, asimismo, un componente fundamental de la política de Terrorismo de Estado que, de forma silenciosa, sistemática, acumulativa, inhumana y despiadada, afecta a la población sin distinción de edad, sexo, raza, credo religioso o posición social.

Asimismo, es necesario que la región latinoamericana deba repudiar la injerencia y la desestabilización, a fin de recuperar la iniciativa del camino de la lucha política y sostener el proceso de paz, retomando como eje principal los pasos dados en materia de integración regional para poder enfrentar el bloque continental y transformarse en un polo de poder.

Para ello, se deberían acelerar los instrumentos para la integración financiera, la complementariedad productiva, con cadenas regionales de alto valor agregado y de transformación de las materias primas; el desarrollo de Petroamérica, la inversión para la infraestructura y la soberanía tecnológica y la democratización de los medios de comunicación para dar la batalla cultural.

La clave está en que los pueblos puedan pasar de la fragmentación a la Integración y de la integración al Protagonismo y para eso hay que recuperar la movilización popular y ampliar la base y la escala.

A %d blogueros les gusta esto: