web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Batalla en la principal refinería de Irak, Maliki promete acabar con los yihadistas

Batalla en la principal refinería de Irak, Maliki promete acabar con los yihadistas

Por Mohamad Ali Harissi
Bagdad/AFP

Los combatientes yihadistas tomaron por asalto este miércoles la principal refinería de Irak, intensificando su ofensiva tras la toma de varias zonas del norte del país, pero el primer ministro Nuri al Maliki prometió acabar con los “terroristas”.

Maliki, un chiita detestado por los insurgentes sunitas y en general por la minoría sunita de Irak, afirmó que se están librando combates entre el ejército iraquí y los yihadistas, después de los reveses sufridos por las tropas en los primeros días de la ofensiva que comenzó el 9 de junio.

En el extranjero, Arabia Saudita, una monarquía sunita que acusa a Maliki de haber llevado al país al borde del abismo, alertó sobre los riesgos de una “guerra civil” en Irak que desestabilizaría a “toda la región”.

Por su parte, las autoridades chiitas de Irán pusieron el miércoles como condición a una posible colaboración con Estados Unidos en Irak al éxito de las negociaciones en curso sobre su programa nuclear.

Estados Unidos, por su parte, dijo que estaba examinando “todas las opciones”, entre ellas ataques aéreos, para ayudar a su aliado iraquí.

El primero ministro británico David Cameron fue aún más lejos y afirmó que el avance de los yihadistas representa una amenaza directa a Reino Unido.

‘Fuente de petróleo para el EIIL’

Vestidos con uniformes militares y a bordo de varios vehículos, algunos robados al ejército, los yihadistas del EIIL lanzaron la madrugada del martes un asalto contra la refinería de Baiji, a 200 kilómetros al norte de Bagdad, indicó un portavoz de las fuerzas armadas.

Pero las fuerzas iraquíes, apoyadas por la aviación, les hacían frente y los combates seguían el miércoles por la tarde, según un responsable.

“Los combatientes del EIIL izaron su bandera sobre un complejo administrativo”, añadió un empleado. Los extranjeros de la refinería fueron evacuados el lunes y la instalación estaba cerrada aunque quedaban algunos empleados iraquíes.

Antes del ataque, los responsables de la producción de petróleo en Irak, el segundo exportador de los países de la OPEP, habían asegurado que las consecuencias, en el sector petrolero, de la ofensiva yihadista serían “limitadas”.

Salvo los campos de petróleo del Kurdistán iraquí, en el norte, controlados por las autoridades locales, la mayoría de la producción de crudo en Irak está en el sur del país, lejos de la ofensiva yihadista.

Desde el 9 de junio, los combatientes del EIIL, con el apoyo de partidarios del expresidente sunita Sadam Husein, han tomado el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, de gran parte de la provincia de Nínive (norte), de la ciudad de Tikrit y de otros sectores de las provincias de Saladino (norte), Diyala (este) y Kirkuk (norte).

Los yihadistas tomaron el miércoles tres nuevas ciudades en el norte y en el oeste mientras el ejército estaba intentando recuperar la ciudad de Tal Afar tras haber conseguido repeler a los insurgentes de Baquba (a 60 km al noreste de Bagdad).

Tal Afar se encuentra a unos 100 km de la frontera siria y el EIIL pretende crear un Estado Islámico en la zona fronteriza y ocupa ya varios sectores de Siria, país en guerra desde hace tres años.

‘Un revés y no un fracaso’

“Combatiremos el terrorismo y acabaremos con el complot”, aseguró en un discurso televisivo Maliki, tras haber destituido la víspera a varios altos cargos del ejército acusados de huir del campo de batalla en los primeros momentos de la ofensiva yihadista.

“Un revés no es un fracaso”, añadió, y aseguró que las tropas iraquíes habían “retomado la iniciativa”, y “conseguido parar el avance” de los yihadistas del EEIL.

El gobierno de Maliki, en el poder desde 2006, está minado por las divisiones entre chiitas y sunitas y debe lidiar con violentos enfrentamientos desde hace un año.

En la provincia de Nínive, unos 40 ciudadanos indios que trabajaban en las obras de varios edificios en la región de Mosul fueron secuestrados. Se trata de la misma región donde también fueron secuestrados 80 turcos la semana pasada.

A %d blogueros les gusta esto: