web analytics
Martes , 19 Septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Aviación rusa pone en crisis a bandas terroristas en Siria

Aviación rusa pone en crisis a bandas terroristas en Siria

Por Miguel Fernández Martínez/Damasco/PL

Esta semana inicia en Siria con una intensa actividad de la aviación rusa, ambulance en cooperación con las fuerzas aéreas locales, que en cinco jornadas de bombardeos contra las bandas terroristas provocaron un viraje en la situación.

El domingo fueron ejecutadas 20 misiones combativas contra 10 objetivos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), entre ellos un puesto de mando y un depósito de armas.

Los cazas rusos Sukhoi Su-25 destruyeron un campamento de entrenamiento de los extremistas armados y un taller para la fabricación de cinturones explosivos, en la provincia siria de Idleb, a 320 kilómetros al noreste de esta capital.

También se reportaron ataques donde intervinieron los cazabombarderos rusos Su-24M y Su-34, que abatieron tres depósitos de municiones, armas y accesorios de los grupos armados del EI en Raqqa.

El Ministerio de Defensa de Rusia emitió un comunicado difundido aquí, donde reconoce el éxito de estas operaciones gracias al empleo de las bombas teleguiadas KAB-500M, diseñadas para destruir el hormigón.

El sábado, las aeronaves de la Fuerza Aeroespacial de Rusia destruyeron un bunker subterráneo y un depósito de explosivos del grupo EI en la ciudad de Raqqa, ubicada a 542 kilómetros al este de aquí y principal bastión del grupo EI.

También bombardearon una base en la zona de Maarat al-Nouman, en la provincia de Idleb, a 320 kilómetros al noreste de esta capital.

Otro hecho significativo a consecuencia de las incursiones aéreas rusas, fue el inicio de la evacuación de las familias de los terroristas acantonados en la ciudad de Raqqa, hacia la localidad iraquí de Mosul, ante el inminente ataque combinado contra el principal bastión de los yihadistas.

Trascendió además que unos 600 mercenarios extranjeros afiliados a las bandas terroristas armadas huyeron de las zonas de combate en Siria, e intentan llegar a Europa, según declaraciones del coronel general Andréi Kartapólov, jefe de la dirección superior operativa del Estado Mayor General del ejército ruso.

“En sus filas han empezado el pánico y las deserciones”, afirmó Kartapólov.

El sábado último, más de 700 integrantes de bandas extremistas armadas que operaban en la provincia siria de Daraa, a 103 kilómetros al sur de esta capital, se entregaron a las autoridades, como parte del proceso de reconciliación nacional.

Entre las armas recuperadas hay misiles LAW, ametralladoras PKC, un cañón B 90 y 332 fusiles, escopetas de precisión y pistolas, además de municiones, explicaron funcionarios gubernamentales.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Assad, reafirmó la disposición de su gobierno de seguir enfrentando a los grupos terroristas que operan aquí desde 2011, y acusó de incapaz a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, la cual lleva un año supuestamente luchando contra el EI.

En declaraciones ofrecidas al canal de televisión iraní Khabar, al-Assad se refirió al cambio de postura de algunas potencias occidentales, después que Rusia decidió colaborar directamente en la lucha contra las bandas armadas.

Puso especial énfasis en la iniciativa de su homólogo ruso, Vladmir Putin, que concluyó con una alianza entre Rusia, Siria, Iraq e Irán.

También habló del inminente peligro que corre Europa y el mundo, ante un posible avance del terrorismo hacia sus territorios.

Subrayó que además del esfuerzo que se hace en el terreno militar, su gobierno sigue dando pasos para lograr una solución pacífica a la crisis, donde participen todas las fuerzas políticas y sociales de la nación.

A %d blogueros les gusta esto: