web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Memoria Histórica » Así recordamos a la Comandante Arlen Siu Guazapa del PRTC-FMLN
Así recordamos a la Comandante Arlen Siu Guazapa del PRTC-FMLN
Comandante Arlen Siu Guazapa, responsable política de la zona bajo control del PRTC en Guazapa.

Así recordamos a la Comandante Arlen Siu Guazapa del PRTC-FMLN

Por: Oscar Martínez
oscartexto@gmail.com

Transcurría junio de 1985, la Comandancia General del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se encontraba reunida en Morazán para analizar el estado de la situación de la correlación de fuerza político-militar nacional y regional, conviniendo abrir teatros de operaciones en la retaguardia enemiga y golpear las unidades enemigas en movimiento. Esto se concretaría en el desgaste de las fuerzas del ejército, pasar a otros niveles de organización de las masas, acumular fuerza, crecer y redefinir la fuerza guerrillera a las nuevas necesidades del nuevo momento histórico para los propósitos del periodo.

Así la extensión del teatro de operaciones de la guerra se trasladaba e intensificaba en la capital con el accionar de los comandos urbanos. El ataque al cuartel de la Tercera Brigada de Infantería en San Miguel demostraba la capacidad militar afinada del FMLN, las alianzas entre estudiantes, docentes y trabajadores de la Universidad de El Salvador (UES) para movilizar 15 mil personas por la lucha presupuestaria indicaban nuevos estados de la lucha del pueblo salvadoreño en donde la muerte y la captura sería parte de la cotidianidad de la vida por el convencimiento de continuar la lucha por el pueblo salvadoreño.

En ese escenario de nuevas formas y niveles de lucha que demandaba mayor compromiso y entrega, se informa de la caída en combate de la Comandante Arlen Siu Guazapa.  Su amiga Victoria Eugenia la convoca ahora con su pensamiento y testimonio: “Yo la conocí de niña; fuimos compañeras de estudio de toda la primaria y secundaria, era mi mejor amiga. Una linda persona, una líder, llena de ideales, alegre, sociable, extrovertida, carismática e inteligente”.

Eugenia hace una pausa de sus andanzas y dice: “Lamentablemente al ingresar a la Universidad (de El Salvador UES) la perdí de vista, porque yo pasé a la clandestinidad y quizás ella también, ya no nos vimos… yo no sabía que ella estaba organizada… un día que yo pasé por Guazapa, me dijeron que ella andaba allí; por cierto se había puesto de seudónimo, Clara Victoria, y dicen que fue por mi hermana Clara (Elizabeth, que cayó combatiendo en 1976) y por mí… Pero no la pude ver, nunca más nos volvimos a encontrar… la guerra nos separó. Supe que su mamá escribió un libro sobre ella, pero no lo conozco. ¡Hasta la victoria siempre Arlen!

Para hacer una revolución se necesita tener una vanguardia, una situación revolucionaria expresada en una crisis económica, política y social; pero ante todo, estar enamorado de la vida, mucha convicción, entrega y sacrificio. Celia Margarita Alfaro Mancía (Arlen Siu Guazapa), era una de ellas, tanto así, que entregó su vida a sus 31 años de edad, un 26 de junio de 1985, en San Gerardo, departamento de San Miguel.

La unidad guerrillera reposaba, hablaba, se veían unos a otros acoplados a la naturaleza que se estremeció en segundos fugaces por el enfrentamiento con efectivos de la Tercera Brigada de Infantería. Arlen nació en San Salvador, un 17 de noviembre de 1954 y se quedó en la montaña para siempre.

Dos meses antes de la caída en combate de Arlen Siu Guazapa, el 18 de abril de 1985, la Comandante Nidia Díaz fue herida y capturada en combate por un asesor de la CIA cubanoamericano, Félix Rodríguez, en el municipio de San Esteban Catarina, departamento de San Vicente, en la región paracentral del país, a 51 kilómetros al oriente de la capital salvadoreña.

Nidia Díaz, en su libro testimonial “Nunca estuve sola” cuenta de la captura y los seis meses de prisión. En ese libro están sus sentimientos expuestos, cuando se enteró de la muerte de la Comandante Arlen Siu Guazapa… y recuerda: “Te conocí en 1973, al iniciar las clases de psicología y después tuvimos que encontrarnos muchas veces… ¿Y ahora? Tu solidez moral está en la construcción del partido unificado. Hace cuatro meses dejé de verte, cuando te designamos responsable del trabajo político-militar en Oriente (del Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericano PRTC).

Arlen, en los años setenta participó con el Frente Estudiantil Salvador Allende (FUERZA) y en el Frente de Acción Popular Unificado (FAPU). Participó en la elaboración de los estatutos del PRTC. En los años ochenta era una miliciana y durante la Ofensiva final de 1981 estuvo destacada en Guazapa, en donde se queda como integrante del mando del PRTC. Realiza labores ideológico-políticas con la tropa y las áreas de aseguramiento. Arlen fue fundadora de los Pioneros de Liberación Popular (PLP), fundadora de la Asociación Salvadoreña de Mujeres (ASMUSA) e integrante del Comité Central y de la Comisión Política del PRTC.

La mística, la ética era algo que caracterizaba a Arlen Siu Guazapa, la verdad, la transparencia, valores y cualidades de la persona nueva. Era guevarista, compartía las ideas del Che, de conformar un hombre nuevo y una mujer nueva y por ello siempre cuestionó que los cargos de dirección se convirtieran en espacios de privilegios.

“Era encargada de masas, concientizada y organizadora de nuestra gente desplazada del cantón Estanzuela -cerca de Milingo-, municipio de Suchitoto, que llegaron al Roble, Guazapa en 1981…, ella se preocupaba por los niños y las niñas… luego fue traslada a San Vicente, allá por 1984…, su muerte me entristeció”, expresa Arnulfo Neruda, quien fuera correo y miliciano del PRTC en esos días.

Víctor Marroquín, un mando medio político-militar, recuerda: “Fue la encargada de la formación de los PLP. Como responsable política e integrante del mando de Guazapa se traslada al municipio de Apopa a concientizar al pueblo y en una acción militar en donde cayó el compa “Guazapa”, Arlen le cantó la Milonga del fusilado. “Por ella me pusieron Víctor Sui, porque los compas decían que me había adoptado como hijo”.

“En 1983 Arlen llegó de la metro (Ciudad), se adoptó muy bien a las condiciones del terreno, rápidamente fue apreciada por las masas, sé que era la responsable político de la zona de ese frente de guerra del PRTC, era del Comité Central; cuando bajaba a la zona baja de Guazapa y llegaba al Ceretal (durante la guerra se le conocía como Los Amates) en donde estaba la gente del PRTC, siempre se quedaba en casa de mi abuela Ángela Figueroa, porque ella la consentía muy bien; toda la gente la quería, tenía facilidad de relacionarse con todas las personas, de forma especial con los niños y niñas a quienes nos daba clases de matemáticas, el abecedario e historia. Cuando Arlen se fue de Guazapa, nos fuimos seis cipotes con ella para San Vicente, recorrimos Morazán, y San Miguel explica Leodan Figueroa “Checho”, siempre estábamos juntos, hasta para dormir la dejábamos a ella en medio, su arma de equipo una escuadra calibre 9 mm. que portaba siempre en la cintura, siempre andaba cargando su radio de varias bandas, de esos, que agarraban emisoras internacionales, cargaba un bolso y su mochila, en los actos políticos ella decía las consignas para animar a la gente, siempre estaba organizando y explicando en qué consistía la revolución.

El ahora concejal de San Martín, Leodan Figueroa, dice que a 32 años de la caída en combate de Arlen Siu Guazapa, el mejor homenaje que se le puede rendir es poner en práctica sus ideales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: