web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Asamblea Legislativa la mayor deudora en el tema ambiental: UNES
Asamblea Legislativa la mayor deudora en el tema ambiental: UNES
La no aprobación de la Ley de Agua es una de las mayores deudas ambientales de la Asamblea Legislativa en el 2016, según la UNES. Foto Diario Co Latino / Archivo.

Asamblea Legislativa la mayor deudora en el tema ambiental: UNES

@SilviaCoLatino

El llamado es en general a funcionarios y políticos, porque se defienden en el discurso con documentos… pero nada en la práctica”, dijo Mauricio Sermeño, presidente de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) en el balance de año, sobre el tema de medio ambiente en El Salvador.
Con un panorama no muy halagüeño para el tema ambiental, Sermeño reconoció algunos pequeños avances en la gestión social de la naturaleza por parte del gobierno, aunque detalló que la Asamblea Legislativa es la mayor deudora con la población, por los intereses “mercantilistas” que la dominan por ahora. Y un bajo perfil de la Corte Suprema de Justicia y Fiscalía General de la República que alientan la “impunidad ambiental”.
“Al mirar el trabajo de la Asamblea Legislativa podemos evaluar que todo su trabajo en materia ambiental aparece negativo, es un muro con el cual nos topamos, ahí no aprueban la Ley de Agua y Saneamiento, la Ley de Seguridad y Soberanía Alimentaria, la Reforma al Artículo 69 para reconocer como derecho humano el acceso al agua y la alimentación. La Asamblea Legislativa para el ambientalismo salvadoreño es un muro tan grande, como el que piensa hacer (Donald) Trump en los Estados Unidos”, consideró.
Para el presidente de la UNES es necesario que el espectro político, sin importar su signo ideológico, debe plantearse un cambio genuino en la emisión de leyes, políticas, decretos y reglamentos en materia ambiental y presentar en sus propuestas argumentos más sólidos que den protección a la naturaleza del territorio nacional.
Entre los temas destacados está la resolución del CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones) del que Sermeño consideró que pese, a que la resolución fue totalmente contraria y unánime en contra de la minería en El Salvador la empresa minera OceanaGold/Pacific Rim, aún permanecen en el país.
“La resolución del CIADI debe analizarse con más detenimiento, porque si recuerdan, la respuesta que se esperaba del CIADI era más a favor de la minería, porque esta instancia se ha conformado para favorecer a los empresarios contra los Estados y que de forma unánime emitieran una sentencia contraria, significa que el mismo CIADI nos dijo, que entienden que la minería no es viable en El Salvador, ese es el mensaje y no solo para esta empresa (OceanaGold/PacificRim) sino para cualquier otra que trate de hacer este tipo de industria”, advirtió. Por lo que invitó al gobierno salvadoreño a analizar a profundidad la resolución del CIADI, y resolver la problemática ambiental de la ciudadanía, a minimizar los daños de contaminación y a dar un giro en cuanto al tratamiento en materia ambiental.
“Con esta resolución ya hubiesen, incluso, expulsado a la empresa Oceana Gold/Pacific Rim y no debería haber espacio para que funcione como lo hace, que ha acelerado más su propaganda y las dádivas para ganarse a la población en Cabañas, esto significa que hay instancias en nuestro país que le están dando aliento a estas empresas y están esperando un cambio en la política de gobierno, para que les permita hacer su explotación minera”, acotó.
En cuanto al llamado a los tres órganos del Estado Sermeño consideró que todo el segmento político deberá dar un “hálito de esperanza para recuperar al medio ambiente nacional” y los invitó a pasar del discurso documentados a la práctica y acciones de obras que frenen el proceso de destrucción ambiental acelerado que padece el país.
“En este año, los que más han avanzado son los cañeros que están robando el agua de los ríos para sus cultivos y afectando a las comunidades, y al evitar que el agua dulce llegue a la zona de playa impacta directamente a los manglares, que dependen del equilibrio del agua salada y dulce (salobre) para dar vida al ecosistema marino y si esto desaparece también lo hará la industria pesquera; el daño es general y deberían los políticos hacer reflexión porque no han hecho nada a favor del medio ambiente y debemos cambiar esa actitud”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: