web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Argumento falaz

Argumento falaz

@arpassv

Para justificar su negativa de aprobar el financiamiento del presupuesto estatal del próximo año, ARENA insiste en la reducción del gasto público. “Así pueden conseguirse los recursos que faltan”, pregona en los medios Alberto Romero y otros diputados del partido oligárquico.

Tal afirmación es irresponsable y demagógica, porque los 30, 40 ó 50 millones de dólares que podrían obtenerse revisando y depurando algunos gastos gubernamentales son insuficientes para cubrir el desfinanciamiento presupuestario de 550 millones.

Seguramente el Ejecutivo debe reducir salarios obscenos como el del presidente de la CEL y otros altos funcionarios. Hay que revertir gastos prescindibles, por transparencia, equidad y eficiencia en el manejo de los fondos públicos; pero eso no es solución al desfinanciamiento presupuestario y déficit fiscal, como falazmente sostiene ARENA.

La solución permanente, integral y estructural a dicho problema pasa por -al menos- tres medidas urgentes: combatir la evasión tributaria, impedir la elusión y aprobar una reforma fiscal progresiva donde “paguen más quienes tienen más”.

Para combatir mejor la evasión -que ronda los 1,800 millones de dólares según Oxfam- se necesitan reformas a los códigos Tributario y Penal, la Ley de Cobro Coactivo y otras disposiciones legales que los diputados de ARENA y demás partidos de derecha no quieren aprobar. Reduciendo en un 33% la evasión se tendrían los 550 millones para el presupuesto del 2018.

La elusión se eliminaría al derogar o reformar la veintena de leyes que contienen exenciones, incentivos y privilegios fiscales para empresas que no los necesitan. Las leyes de Inversiones, Zonas Francas, Turismo, Servicios Internacionales y otras deben ser revisadas con urgencia.

Y la reforma fiscal progresiva incluye impuestos directos al patrimonio, a la gran ganancia empresarial, a los bienes y servicios de lujo, a las grandes transferencias financieras y otros impuestos directos a los ricos.

Estas tres urgencias de país evaden los diputados areneros -y sus socios de los demás partidos conservadores- con su discurso sobre la “reducción del gasto”. Como fiel defensor de evasores y elusores, el bloque ARENA-GANA-PCN-PDC prefiere reducir la inversión social, quitar subsidios a los pobres o incrementar el IVA a los consumidores.

Así, pues, el discurso de ARENA -y sus acólitos gremiales, oenegeros y mediáticos- sobre la reducción del gasto público como alternativa al déficit presupuestario es falaz, irresponsable y demagógico. El pueblo debe exigir combate a la evasión y la elusión, y reforma fiscal progresiva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: