web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Deportes » Argentina vence a Nigeria con un Messi inspirado y gana su grupo
Argentina vence a Nigeria con un Messi inspirado y gana su grupo

Argentina vence a Nigeria con un Messi inspirado y gana su grupo

Porto Alegre/Brasil/dpa

 

Un Lionel Messi descollante le dio hoy el primer puesto a la Argentina en el Grupo F del Mundial de fútbol de Brasil, al vencer por 3-2 a Nigeria en el estadio Beira Rio de Porto Alegre.

Messi desplegó toda su artillería y marcó un doblete a los 2 y a los 46 minutos, el segundo de tiro libre, mientras que el defensor Marcos Rojo anotó el tercero a los 50′. Ahmed Musa puso la igualdad provisoria para Nigeria a los 4’ y 47’.

Argentina se medirá el martes en los octavos de final en Sao Paulo al segundo del Grupo E.

Messi, el capitán argentino, se convirtió en el segundo jugador en marcar goles en los tres partidos de la fase de grupos, después del colombiano James Rodríguez, y es junto a Neymar el goleador del Mundial, con cuatro tantos.

La selección argentina consiguió un triunfo crucial no sólo porque le aseguró el primer lugar del grupo, sino porque mejoró el pobre nivel que venía mostrando en Brasil 2014, un factor clave de cara a los octavos de final.

El conjunto dirigido por Alejandro Sabella fue superior durante gran parte del partido, dominó la pelota y varias veces puso en riesgo la valla de las “Águilas verdes”. Pero Nigeria decidió esperar detrás de la mitad de la cancha y reaccionar de contragolpe con Emenike lanzado al ataque, lo que expuso varias veces las debilidades de la defensa “albiceleste”.

Messi abrió la cuenta en la primera llegada de Argentina al área nigeriana. Javier Mascherano, hoy pieza fundamental del conjunto, le dio un gran pase a Ángel Di María que estrelló la pelota en el palo, pero el capitán tomó el rebote y remató al arco de Vincent Enyeama.

Apenas dos minutos después, Nigeria consiguió el empate con un potente y angulado disparo de Musa, que aprovechó el lento retroceso de la defensa argentina.

Enyeama, quien en Sudáfrica 2010 frustró a Messi, se ocupó hoy de tapar varios disparos de Di María. El jugador del Real Madrid corrió y recuperó pelotas, buscó sociedades y arriesgó desde lejos al arco nigeriano, pero no pudo marcar por primera vez en el Mundial.

Los argentinos comenzaron a mostrar una mayor movilidad, a encontrar espacios, con Messi fluctuando desde la mitad del campo hacia el ataque y forzando a los nigerianos. Enyeama no pudo esta vez con él.

Tras el tanto inicial de Messi, el arquero consiguió taparle a los 43′ un gran tiro libre al ángulo superior izquierdo. Pero dos minutos más tarde el delantero estrella de la selección y el Barcelona volvió a dejar su marca en el Mundial con un golazo de tiro libre que dejó al arquero nigeriano sin reacción y levantó a la hinchada argentina en una reverencia en masa frente a su máximo ídolo.

La salida en el 37′ de Agüero, con dolores en la pierna izquierda, deja preocupación de cara a los octavos, porque el delantero del Manchester City ya venía recuperándose de una lesión.

La victoria parcial de 2-1 con que Argentina se fue al descanso se esfumó casi de inmediato al regreso, con otro gol de Musa que planteó un empate que decepcionó al Beira Rio, teñido hoy de celeste y blanco.

El alivio llegó pronto, cuando Rojo anotó el tercero al empujar la pelota con la rodilla al arco de las “Águilas verdes”.

Ante la sorpresa de muchos, Sabella decidió sacar a Messi a los 62′ y lo reemplazó por Ricardo Álvarez, un cambio que dejó al plantel “albiceleste” un poco a la deriva y dejó otra vez al descubierto las falencias a la hora de retroceder y recuperar la pelota.

El arquero argentino Sergio Romero, figura en los dos anteriores partidos, esta vez no pudo repetir otra actuación descollante aunque logró tapar un remate de Obi Mikel y luego, casi sobre el final, fue amenazado por un disparo de Odemwingie que salió desviado.

Pese a ciertas deficiencias en la defensa y en el mediocampo, donde hoy Fernando Gago no tuvo trascendencia, la selección argentina se lanzó a la fase decisiva de Brasil 2014 con Messi en su mejor momento, acompañado por un equipo que decidió cambiar de ritmo y demostrar que puede aspirar a sumar otro título a las Copas del Mundo ganadas en 1978 y 1986.

A %d blogueros les gusta esto: