web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Argentina exporta a India una planta para uso en medicina nuclear

Argentina exporta a India una planta para uso en medicina nuclear

Por Josefa Suárez
Buenos Aires/AFP

Argentina ratificó su pujante desarrollo tecnológico en materia nuclear con la venta a India, anunciada esta semana, de una planta que usa uranio de bajo enriquecimiento con fines médicos, luego de haber exportado en las últimas décadas reactores a Perú, Egipto, Australia y Argelia.

La punta de lanza de ese desarrollo es la empresa Investigaciones Aplicadas (INVAP), propiedad del gobierno de la provincia de Río Negro (sur del país), que acaba de firmar un acuerdo por 35 millones de dólares con India para construir una planta que produce radioisótopos.

Se trata específicamente de Molibdeno-99, que es usado para generar Tecnecio-99, el radioisótopo más usado en medicina nuclear, una disciplina que ha revolucionado el diagnóstico y tratamiento de varias enfermedades.

El Tecnecio-99 se utiliza para realizar estudios que detectan y tratan diferentes tipos de cáncer, afecciones del corazón, pulmones, cerebro y huesos, entre otras.

“En el caso de la India, el reactor que se usará es un reactor diseñado y construido por los científicos indios y que está en operación hace muchos años. INVAP proveerá una planta radioquímica”, explicó a la AFP el ingeniero Juan Pablo Ordóñez, gerente del Area de Proyectos Nucleares de la empresa.

Ordoñez precisó que “las partes esenciales de la planta y equipos se construirán en Argentina y se despacharán luego hacia Mumbai para su integración en el edificio correspondiente”.

Los argentinos tienen 30 meses para entregar la planta que significará un ahorro para India, ya que venía importando radioisótopos.

Sector nuclear, “embajador” de Argentina

Desde su creación en 1976, INVAP fue un participante activo en proyectos relacionados con la energía nuclear. Uno de los logros más destacados en esta área fue el desarrollo autónomo de la tecnología de enriquecimiento de uranio mediante el método de difusión gaseosa.

La empresa realizó su primera exportación en la década de 1970 a Perú, al que vendió un reactor experimental y un centro atómico ‘llave en mano’ dotado de un reactor de investigación.

Además de Perú (1978 y 1988) Argentina ha exportado reactores a Argelia (1989), Egipto (1997, por 100 millones de dólares) y Australia (2007, por 180 millones de dólares).

También en los años 1980 vendió a Cuba una planta de producción de radiofármacos y equipos de telecobaltoterapia a Bolivia, Brasil, Colombia, Egipto e India, así como 19 centros de terapia radiante a Venezuela.

“Haber ganado la licitación en India muestra una vez más la capacidad de INVAP y Argentina para diseñar, producir y exportar tecnología”, sostuvo Ordoñez, quien considera que el sector nuclear ha sido históricamente “un embajador de Argentina en el mundo”.

Uso pacífico

Argentina siempre ha defendido el uso pacífico de la energía nuclear y “la planta (india) usa uranio de bajo enriquecimiento, contribuyendo así a la no proliferación de material nuclear sensitivo”, indicó Ordoñez.

INVAP, que trabaja estrechamente con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA, fundada en 1950) y la Comisión de Actividades Espaciales (CONAE, 1991), se ha transformado en sus 38 años de existencia en proveedor casi único en el mundo de plantas de radioisótopos.

Los especialistas están trabajando actualmente en el reactor Carem (Central Argentina de Elementos Modulares), un proyecto de central nuclear de baja potencia que permitirá, entre otras cosas, suministrar energía a regiones aisladas y a un costo razonable.

Durante la presidencia de Néstor Kirchner (2003/2007), hoy fallecido, Argentina reactivó su plan nuclear, que contemplaba la terminación de las obras de la Central Atucha II iniciadas en 1980 y la construcción de una cuarta central.

Actualmente, el país sudamericano cuenta con tres centrales: Atucha I y II (ambas en la provincia de Buenos Aires) y Embalse (en Córdoba).

Cuando se alcance la plena actividad de Atucha II, cuyo reactor fue encendido a comienzos de este mes, el gobierno espera que alrededor del 10% de la energía provenga de centrales atómicas.

A %d blogueros les gusta esto: