web analytics
viernes , 17 noviembre 2017
Inicio » Aula Abierta » Aprender y aprehender
Aprender y aprehender

Aprender y aprehender

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

jopima9@hotmail.com

 

¿Por qué es importante saber la diferencia?

Algo tienen en común las dos palabras pero mientras la primera significa agarrar conocimiento la otra nos dice, agarrar e interiorizar.

Aprender poemas con alguna facilidad y recitarlos después como loros es una cosa, pero cuando los aprehendemos y recitamos se nota la diferencia: los hemos interiorizado los sentimos como los siente el poeta

La diferencia es pues que APRENDER es o significa asimilar, memorizar, instruirse, adquirir el conocimiento de algo, pero aprendo en forma pasiva. Todos aprendemos ciertas cosas para pasar un examen, por ejemplo y muchas veces lo olvidamos enseguida.

En cambio APREHENDER  es agarrar, prender, capturar, aprisionar, lo hago mío se hace parte de mí.

Un poema se puede aprender, pero si no se siente o no se hace parte de nosotros mismos se queda en eso SE HA APRENDIDO un poema.

Los buenos declamadores lo son porque sienten el poema, lo han hecho suyo y al recitarlo le ponen su propio sentimiento, su emoción. LO HAN APREHENDIDO.

Muy bien podemos ver el APREHENDER y el APRENDER en los que memorizan poemas. Por ejemplo los que oímos en cualquier tiempo o edad el poema de Juan de Dios Peza titulado “Reír llorando” recitado por un buen declamador.

“Viendo a Garrick , actor de la Inglaterra,

el pueblo al aplaudirlo le decía:

eres el más gracioso de la tierra,

y el más feliz, y el cómico reía.

¡Hay, cuántas veces al reír se llora!

¡Nadie en lo alegre de la risa fíe!

porque en los seres que el dolor devora

el alma llora cuando el rostro ríe.

El carnaval del mundo engaña tanto

que las vidas son breves mascaradas,

aquí aprendemos a reír con llanto

Y también a llorar con carcajadas”

El poema cuando lo dice un buen declamador, él el que recita termina llorando y los que lo oímos, también.

Eso interiorizar, hacerlo nuestro es APREHENDER.

Por supuesto en lenguaje común, popular se puede decir:

• Antes los guardias nacionales aprehendían a los vagos y a la vez les daban trompadas.

• Hoy hay que aprehender al criminal y llevarlo a que le apliquen la ley.

Cuando nos proponemos hacer estudios sobre algo que nos interesa tanto y lo hacemos nuestro, lo interiorizamos, lo hacemos parte de nuestro ser intelectual, pero si solo estudiamos para que nos den un cartón o título, pues perdemos el tiempo

HAY QUE APREHENDER CONOCIMIENTOS Y SER FELIZ.

Hasta pronto.

A %d blogueros les gusta esto: