web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Antenas de telecomunicaciones y su impacto en la salud y el medio ambiente
Antenas de telecomunicaciones y su impacto en la salud  y el medio ambiente
Empleados del MOP se gradúan del diplomado en Ingeniería de Pavimentos Flexibles. Foto Diario Co Latino.

Antenas de telecomunicaciones y su impacto en la salud y el medio ambiente

@DiarioCoLatino

CESTA Amigos de la Tierra, colectivos comunitarios y ambientalista independientes alarmados por los fuertes impactos que ocasionan las antenas de telecomunicación en la salud de las personas y el medio ambiente desarrollaron el foro: Antenas, Celulares, Wifi, Salud y Ambiente. El objetivo es concientizar a la población que colocar una antena cerca de sus lugares de vivienda es letal para sus vidas.

Se estima que a inicios del siglo XX se comenzó a usar y experimentar la tecnología basada en ondas electromagnéticas, esto como parte de la evolución y desarrollo humano con fines científicos, a la vez favoreció las radiaciones electromagnéticas, como la telefonía celular móvil, ondas de radio, y claves de transmisión eléctrica.

Más de 25 mil informes científicos presentados a nivel mundial en especial Europa determinan una relación negativa o adversa para con los seres vivos, afectaciones a infantes, barrera ematoencefálica, cáncer, incidencia en el sistema nervioso central, síndrome digital, miopía, etc. Esta serie de enfermedades son provocadas por el mal uso de las tecnologías, asimismo, se reconoce la incidencia negativa en la flora y fauna.

Marta Muñoz, ingeniera mecánica y ambientalista independiente expresa que en El Salvador actualmente existen 9. 3 millones de teléfonos móviles activos, según datos que brindó la Superintendencia de General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) durante el 2015.

“De acuerdo a la SIGET al cierre del 2015 se registraron 944 mil 266 líneas fijas, el 62% de ellas era de uso residencial, mientras que un 82.56% de territorio salvadoreño, para el mismo año contaba con una red móvil, lo que representa a los 9.3 millones de teléfonos móvil en circulación. Asimismo, en 2015 la SIGET registró 357 mil 436 suscriptores a servicios de internet y el 51.2% de ellos tenía una conexión de dos a 10 magabits por segundos”, detalló Muñoz.

Una batería de celular puede contaminar casi 700 millones de litros del preciado líquido. Una sola batería del zin- carbón o litio puede contaminar por diez siglos. Los Smartphones han tenido una rápida penetración en el mercado latinoamericano y El Salvador no es la excepción. Hasta el 2015 se identificaron 2.4 millones de teléfonos inteligentes en circulación, superior a los 1.8 millones había a finales del 2014, explicó Marta Muñoz, durante el foro.

Los daños que ocasionan la antenas de telecomunicación hacia el medio ambiente están: tala excesiva de árboles, residuos sólidos, contaminación electromagnética, la cual provoca calentamiento global, lo mismo ocasiona que los mantos acuíferos disminuyan.

Por su parte, María García, perteneciente a la Asociación Armonía Tecnológica con el Ambiente expresa que lo lamentable de hoy en día es que “no existe un futuro para los niños que hacen uso de la tecnología”. En mayo de 2011, la Organización Mundial de la Salud, a través de la Agencia Internacional del Cáncer, dio a conocer que los teléfonos inalámbricos y otros dispositivos emiten radiaciones electromagnéticas que están emitiendo enfermedades cancerígenas. Asimismo, Yanira Cortez, exprocuradora adjunta de Medio Ambiente de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, expuso que la contaminación electromagnética está afectando a los derechos humanos.

“Los problemas medioambientales en El Salvador son muy graves, con las altas tecnologías, nos estamos acercando a un suicidio colectivo, nos estamos acercando a desaparecer como especie humana, por el hecho de que no queremos cambiar nuestra forma de pensar y no queremos hacer eliminar los deseos empresariales, sino que en más avanza la tecnología, más compramos”, acotó la exfuncionaria.

Las organizaciones ambientales solicitan el diseño de un programa educativo para la prevención de síndrome digital, tanto adultos como en infantes y adolescentes, debido al mal uso de celulares y tablet. A las operadoras y fabricantes de estos dispositivos que rotulen y prevean sus servicios de modo que eduquen y protejan al cliente sobre el daño que ocasionan están tecnologías.

A %d blogueros les gusta esto: