web analytics
Martes , 19 Septiembre 2017
Inicio » LAICIDAD » ANTE LA POSIBLE VISITA PAPAL  A EL SALVADOR

ANTE LA POSIBLE VISITA PAPAL  A EL SALVADOR

A mediados de este mes, el Gobierno de El Salvador junto con la jerarquía de la iglesia católica, anunciaron que invitarán al papa Francisco a visitar El Salvador, con la justificación de venir a canonizar al obispo mártir, Oscar Arnulfo Romero, una noticia que al Movimiento por una Cultura Laica nos alegra y nos preocupa.

Nos alegra porque su visita es de regocijo para quienes pertenecen a dicha iglesia, es decir, para el 44% de la población salvadoreña (según LPG datos al 8 de agosto de 2016), pero nos preocupa porque, por lo general, esas visitas son altamente costosas; por ejemplo, tres de ellas a países del continente americano, según el periódico colombiano La República (11 de marzo de 2017), costaron: a México 10.1 millones de dólares, a Brasil US$ 37 millones y a Estados Unidos US$ 45 millones.

Con esos datos, y tomando en cuenta la crisis económica en que se encuentra El Salvador, la preocupación es en dos sentidos, 1.- que se vaya a gastar dinero del erario público (aportado por toda la población salvadoreña a través de sus impuestos) para un evento que es de incumbencia de solo una parte de la población (menos de la mitad), pero tomando del dinero que aporta la otra parte (56%), aun cuando para esa mayoría dicho asunto no tenga ninguna importancia; 2.- que para la visita de una persona (independientemente de su importancia) se destine un dinero que al Estado le hace falta para asuntos más importantes, como serían la atención de necesidades en hospitales nacionales, centros escolares públicos y el Zoológico Nacional, entre otros.

Es por eso que le hacemos un llamado al Presidente de la República, y todo su gabinete de Gobierno, para que, por una parte, hagan valer el principio de laicidad del Estado, respetando el dinero que aporta ese 56% de la población a la que no le interesa la visita papal, y, por otra parte, que vea primero las necesidades del pueblo, antes que buscar quedar bien con una institución (la iglesia católica) y su dirigente, quienes, posiblemente, sí cuentan con los recursos económicos suficientes para su evento.

A %d blogueros les gusta esto: