web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Ante la crisis de agua potable
Ante la crisis  de agua potable

Ante la crisis de agua potable

En el país el problema de la falta de agua se ha agravado en los últimos años, try por lo cual, pilule el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, declaró emergencia nacional ante la escasez del vital líquido y alerta naranja en el Área Metropolitana de San Salvador, para abastecer a las comunidades afectadas.

El desabastecimiento de agua es producto de los efectos del cambio climático, para lo cual es necesario tomar medidas urgentes y reducir el consumo innecesario de agua potable, entre otras medidas.

La realidad de cuatro años continuos de lluvia por debajo del promedio normal, la expansión de la urbanización que impermeabiliza más áreas de terrenos incluyendo las zonas de recarga hídrica, así como el aumento de la demanda de aprovisionamiento de agua, son factores que agudizan el problema.

La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) informa de una evidente reducción en los niveles de los acuíferos que abastecen el Área Metropolitana de San Salvador; por otro lado los pronósticos climáticos para este año indican que el inicio de la época lluviosa será tardíamente y en el primer trimestre probablemente será deficitario. La recuperación del nivel del acuífero subterráneo o manto es gradual y depende de múltiples factores y no recuperará su nivel a corto plazo, aunque en este invierno llueva copiosamente.

Los efectos de este fenómeno tienen como consecuencia la reducción en la capacidad de suministro de agua de manera fluida a los habitantes del Área Metropolitana de San Salvador.

En lo que va de 2016, los caudales de la época seca, que corresponden a los caudales base de los ríos, es decir, a los caudales de aporte subsuperficial de las cuencas a los ríos, se encuentran en el orden del 5% al 54% de reducción con relación a los promedios históricos, siendo las zonas occidental y oriental las que han presentado mayor reducción de estos caudales.

Ante esta situación que vive el país, es apremiante la aprobación de la Ley General de Aguas; la cual reconoce el derecho humano al agua y hace énfasis en el enfoque de cuencas.

Con dicha ley se pretende desarrollar un marco regulatorio sobre la gestión del agua como un bien nacional, incluyendo los derechos, uso y aprovechamiento, protección, conservación y recuperación, de las cuencas hidrográficas y de los ecosistemas, respetando las fases del ciclo hidrológico.

Mientras la Ley General de Aguas permanece engavetada, la población y los diferentes sectores deberán acatar las medidas necesarias que por mucho tiempo han sido divulgadas mediante la publicidad, para hacer buen uso del agua.

Es importante tomar conciencia y usar el agua lluvia captada para regar jardines, lavar carros, lavar los utensilios de limpieza, lavar sanitarios, a fin de reducir con ello el gasto innecesario de agua potable. De no hacer buen uso de este recurso, en los próximos años se enfrentaría una de las peores crisis por la falta de agua. Cada ciudadano debe hacer lo suyo, de forma seria y responsable, mientras las autoridades dan la respuesta que les corresponde.

A %d blogueros les gusta esto: