web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Un año modesto para el deporte olímpico
Un año modesto para el deporte olímpico
El nadador Marcelo Acosta fue el atleta más destacado de la delegación salvadoreña en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Foto Diario Co Latino / Archivo.

Un año modesto para el deporte olímpico

Rolando Alvarenga
@Bachiboxx55

La modesta participación de El Salvador en los Juegos Olímpicos Río 2016, realizados del 5 al 21 de agosto en Brasil, se constituyó en la noticia más destacada del año en lo que a deporte olímpico respecta.

En Río 2016, El Salvador participó con ocho atletas de los cuales: cuatro tuvieron una buena actuación; mientras que los otros cuatro quedaron en deuda.

El atleta que mejor desempeño tuvo fue Marcelo Acosta, de Natación, quien dio la campanada al ganar su heat clasificatorio en los 400 metros libres con nuevo récord centroamericano de 3:48:82, pero no avanzó a la instancias finales.

Luego, en los 1500 metros libres, Acosta volvió a imponer un record regional al detener el cronómetro en 15.08.17; pero acabó en la casilla 22 y de nuevo quedó fuera de las instancias finales.

Para cerrar su participación olímpica, Marcelo compitió en los 200 metros libres, en los que su desempeño fue discreto con un tiempo de 1:51:46 que le bastó nada más para terminar en la posición 22.

En Judo, Juan Diego Turcios, de -81 kilogramos, fue otro atleta que puso en el alto el nombre de El Salvador ya que ganó su primer combate, pero se despidió en cuartos de final.

En su primer intervención, Turcios se impuso por ippon al griego Roman Mostopoulos, que se situaba en la casilla 10 a nivel mundial, por lo que fue un triunfo más que motivador.

Sin embargo, en cuartos de final el cuscatleco se topó nada más y nada menos que con Avtandili Tchrikishvili, de Georgia, número uno del ranking mundial quien lo despachó de la competencia.

En Vela, el salvadoreño Enrique Arathoom dio lo mejor en varias carreras de la categoría Láser y al terminar los juegos se ubicó en la casilla 24 con un total de 177 puntos.

En Levantamiento de Pesas, Julio Salamanca, en la categoría 62 kilogramos, tuvo un aceptable desempeño al terminar en la novena posición – de 16 atletas en competencia- gracias a los 120 kilos en Arranque y 155 en Envión que logró levantar.

Del lado de los atletas que quedaron en deuda destaca la pistolera Lilian Castro que finalizó 44 –de 44 atletas en competencia- en la prueba de la Pistola de Aire 10 Metros.

En tanto, los machistas Luis López –descalificado en los 50 kilómetros marcha- y Yessenia Miranda –que no terminó la prueba de 20 kilómetros

marcha- quedaron a deber ya que fueron promovidos como atletas con posibilidades de pelear medalla.

Por su parte, la nadadora debutante olímpica, Rebeca Quinteros, de los 200 metros libres, cronómetro 4:52:11 para terminar última en la

prueba.

De esta forma, El Salvador cerró un Ciclo Olímpico en el que los buenos resultados escasearon y habrá que ver que depara el futuro con el nuevo Ciclo Olímpico que inicia el próximo año con los Juegos Centroamericanos Managua 2017 y que culminará con los Juegos Olímpicos

Tokio 2020.

Otros eventos

Este año El Salvador también participó con una diezmada delegación en los Juegos Bolivarianos de Playa Iquique 2016.

En la justa playera, la selección de fútbol playa se consagró, por fin, campeona y se colgó la medalla de oro tras derrotar 5-3 a Paraguay en la final.

Por su parte, Joselyn Alabi también cosechó oro para El Salvador al terminar en el primer lugar de la modalidad Sup SUF. Alabi acumuló 6.87 puntos en sus cinco intervenciones en las olas y superó a la venezolana Vianda Arza y a la panameña Cristine Kels.

En tanto, Amado Alvarado, abanderado nacional, consiguió una medalla de plata y una de bronce en los Juegos Bolivarianos de Playa Iquique

2016.

Alvarado ganó la presea de plata tras llegar en segundo lugar en la modalidad Sup Prone Race (carrera) con tiempo de 31 minutos 51:31 segundos.

Y el bronce lo logró en la modalidad de Longboard luego de sumar 10.13 puntos en su turno en la tabla de surf.

Por otra parte, el Fisicoculturismo salvadoreño brilló a nivel mundial gracias a Roger Chamul quien ganó medalla de plata en el Mundial Juvenil y Vetarnos realizados en diciembre en República Dominicana.

En Tenis, Marcelo Arévalo siguió demostrando que está para grandes cosas ya que hizo historia al disputar la Qualy del prestigioso de Wimbledon, Gran Bretaña.

En tanto, el máximo referente salvadoreño del Tiro con Arco, Roberto Hernández, mantuvo su puntería cosechando más triunfos internacionales

en el Arco Compuesto, entre ellos impuso nuevo récord latino en la Vuelta FITA con un puntaje de 715 y logró clasificar a los Juegos Mundiales de Wroclaw, Polonia en julio 2017.

En el Baloncesto, Brujos de Izalco y Santa Tecla se coronaron campeones del torneo Apertura y Clausura 2016, respectivamente, de la Liga Mayor del Baloncesto (LMB).

Y recientemente, se disputó en territorio salvadoreño la Liga Centroamericana de Baloncesto que fue ganada por el equipo

Correcaminos, de Panamá.

Por último, y no menos importante, la selección salvadoreña de Baloncesto en SiIla de Ruedas ganó bronce en el Centroamericano de Costa Rica y clasificó para la Copa América, en Cali, Colombia 2017.

A %d blogueros les gusta esto: