web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Editorial » Alguien debe parar a la Sala
Alguien debe parar a la Sala

Alguien debe parar a la Sala

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional volvieron a resolver un recurso de inconstitucionalidad, physician buy promovido por un abogado de derecha, remedy salve que trastoca una vez más la Constitución de la República.

Se trata de la declaración de inconstitucionalidad del nombramiento de Eugenio Chicas, stuff como Presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), según la Sala por pertenecer a un partido político, el FMLN.

Chicas, conocido en la guerra como Marcos Jiménez o “Marquitos”, era miembro de la Resistencia Nacional (RN), una de las cinco organizaciones que conformaron el guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.

Marcos o Eugenio, entonces, es un militante revolucionario y del partido de pura sepa, que ingresó siendo un adolescente a las filas revolucionarias, para cambiar el estado de cosas imperantes en aquella, época, entre otras, el impedimento que la dictadura militar imponía al pensamiento de izquierda, a participar en la vida política, ya no digamos a ser parte de un gobierno.

Ese derecho de seguir siendo parte de un Gobierno, y por el que luchó con un fusil en la mano, se lo ha impedido la Sala de lo constitucional, que lo condena por haber sido guerrillero y por ser miembro de un partido político, “con el agravante” como diría Roque Dalton, de pertenecer al FMLN.

No en balde, el Secretario General del partido de gobierno, el FMLN, Medardo Gozález, afirmó, que la decisión de la Sala de Constitucional, de declarar inconstitucional la elección de Eugenio Chicas, como Presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), “es una posición más bien, ideológica, política por parte de los magistrados, en el sentido de quitarle presencia a los partidos políticos, y repito, particularmente, a nuestro partido, al FMLN”.

Y es que la Sala de lo Constitucional no es al primer funcionario del FMLN que le da de baja en el Gobierno. Hace más de un año, quitó al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, por ser miembro del FMLN. Y más recientemente, ha impedido que el ex presidente de la República, Mauricio Funes, juramente como diputado al PARLACEN, atropellando así, un tratado Centroamericano. Es decir, esta Sala, en este caso, se pone arriba de los siete mandatarios, que en forma soberana, firmaron el tratado para la creación del PARLACEN.

No hay lugar a dudas que la Sala, y un pequeño grupo de profesionales, que hoy se declaran anti partidos políticos, algunos fueron de izquierda, buscan, a como de lugar, modificar la Constitución, en lo referente al sistema político, lo concerniente a los partidos políticos.

El caso de Eugenio Chicas está bien claro, pues, la Constitución, en su artículo 208, avala que tres de los cinco magistrados sean políticos o militantes, no así, los dos representantes de la Corte Suprema de Justicia.

Y siendo que los magistrados violan la Constitución, al tergiversar su contenido para adecuarlas a sus resoluciones, la pregunta que surge es ¿Y quién o quienes sancionarán a esos magistrados que violan la ley? ¿Quienes detendrán a esta Sala, por modificar la Constitución, sin utilizar el mecanismo que esta propone? Esto es lo que deben debatir no solo los políticos, sino todos los y las salvadoreñas que respetan nuestra Carta Magna.

6 Comentarios

  1. Sus sentencias no son del agrado de los políticos; pero sí son de la total satisfacción de los poderes fácticos, es decir, de los grandes grupos empresariales como la ANEP, ASI, FUSADES, lo cual es igual de grave que si lo fueran para los políticos. En fin, dejemos de engañarnos pensado que la Sala de lo Constitucional es independiente, ya que en realidad responde a los intereses de los poderes fácticos del país.

  2. Y cuando la Asamblea Legislativa los eligió, que creía? que iban a ser sirvientes de ello, aqui lo que pasa es que las sentencias no son del agrado delos politicos , eso es todo

    • juan por ser juan

      Hay niño pasmado, ya no te acuerdas que Walter Araujo fue presidente del Tribunal Supremo Electoral siendo del partido ARENA.

  3. Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia deberían ser elegidos directamente por voto popular por todos los abogados del país, ya que en la actualidad ellos escogen a 15 candidatos, los cuales, sumados a los 15 propuestos por el Consejo Nacional de la Judicatura, conforman la lista de 30 candidatos que se envía cada tres años a la Asamblea Legislativa para que los diputados nombren finalmente a los nuevos magistrados. Esto último es que lo se debería suprimir para que la voluntad del gremio de abogados no quede supeditada a la voluntad de los partidos políticos que se siguen repartiendo por cuotas el control de las instituciones del Estado. La última palabra la deberían tener los colegas de profesión de los candidatos y no los políticos.

  4. Se deberia de hacer un referendum, para elegir a la Corte Suprema de justica; o que se elijan por voto popular para saber quenes son, antes de elegirlos y despues darse cuenta que son enemigos del pueblo descalzo.

  5. Realmente es un tema muy delicado, pues al ver al maximo tribunal de Justicia como lo es la Sala de lo Constitucional cometer semejantes errores al dictar sentencias ilegales, pero lo hacen no por ignorancia sino porque se prestan al manoseo politico. Hace algunos meses atras yo comentaba la necesidad urgente de incorporar a la Constitucion Politica la figura del REFERENDUN, para aplicarla en casos que ameritasen su uso. Agradeceria alguna opinion al respecto.

A %d blogueros les gusta esto: