web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Deportes » Alemania y Brasil, máxima exigencia para la nueva Inglaterra
Alemania y Brasil, máxima exigencia para la nueva Inglaterra

Alemania y Brasil, máxima exigencia para la nueva Inglaterra

La nueva camada de futbolistas jóvenes y talentosos y la eterna esperanza de Inglaterra de conformar una selección con aspiraciones de pelear por un Mundial tendrán en los próximos días un doble reto máxima exigencia: los “pross” jugarán mañana ante Alemania y el martes chocarán con Brasil.

Después de haber ganado con cierta facilidad su grupo de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, el entrenador Gareth Southgate pretende dar mayor experiencia internacional a jugadores que forman parte de un recambio generacional, después de los fracasos que significaron las últimas participaciones de los “Three Lions” en las grandes citas, tanto en el Mundial de Brasil 2014 como en la Eurocopa de Francia 2016.

Figuras como Harry Kane, Dele Alli o Raheem Sterling están llamados a ser los líderes del nuevo equipo, aunque algunas lesiones llevarán a Southgate a probar en esa fecha FIFA otras alternativas, con nombres menos conocidos como Tammy Abraham, Joe Gomez, Jack Cork, Michael Keane, Ruben Loftus-Cheek y Harry Maguire.

Ellos deberán sumarse a un grupo que tiene algunos hombres experimentados como el delantero Jamie Vardy, el defensa Gary Cahill, el portero Joe Hart y el centrocampista Eric Dier.

Varios de los nuevos citados tendrán su bautismo internacional mañana en Wembley, nada menos que ante Alemania, actual campeona del mundo y de la Copa Confederaciones, que además llegá después de hacer un pleno de 10 triunfos en 10 partidos durante las eliminatorias para Rusia.

“He insistido a todos los jugadores que esta es una oportunidad para que experimentemos, para ver cosas nuevas”, destacó Southgate. “Los seguiremos de cerca durante los próximos meses y, si se están desempeñando a un alto nivel, entonces no hay ninguna razón por la que no puedan estar en el equipo en marzo”, añadió.

Southgate cuenta para ello con una gran ventaja. Antes de ser promovido a la selección mayor después del escándalo que terminó con la salida de Sam Allardyce, el anterior técnico, el ex internacional se desempeñaba como entrenador del equipo sub 21, por lo que conoce a casi todos los futbolistas jóvenes.

La dirigencia también apoya la presencia de nuevos valores, amparada en los recientes títulos mundiales de la Sub 20 en Corea del Sur y de la Sub 17 de India. Con los jóvenes espera quebrar los pobres resultados de una selección que desde que ganó en casa el Mundial de 1966 apenas puede presumir de dos semifinales en 50 años.

“Estamos entusiasmados con los jugadores jóvenes que hemos traído y también con lo que sucedió con nuestros Sub 17 en el último mes”, dijo Southgate. “Sabemos que hay buenos jugadores jóvenes y queremos darles una oportunidad”.

Dentro de ese grupo se encuentra Gomez, una lateral que impresionó primero a Jürgen Klopp y luego se convirtió en una pieza fija en la defensa del Liverpool. Ahora, deberá reeditarlo frente a estrellas como Thomas Müller, Neymar o Gabriel Jesús.

“Todos saben y no es un secreto lo buenos que son”, indicó Gomez a los periodistas. “Al mismo tiempo, es una buena oportunidad para que los jugadores de Inglaterra demostremos que podemos competir con ellos en ese nivel”.

“Podemos construir hasta la Copa del Mundo y tratar de obtener los mejores resultados que podamos en estos amistosos para demostrar eñ gran equipo que podemos ser. Sabemos que van a ser partidos difíciles, pero estamos listos para eso”, expresó el jugador, cuyo padre nació en Gambia.

Alemania primero y Brasil después no parece ser la agenda ideal para un equipo en crecimiento. Así lo hizo saber Klopp, que considera que los resultados, ya sea por muy buenos como por muy malos, pueden llevar a confundir.

“Si quieres jugar un partido amistoso, debes elegir otro equipo que no sea Alemania”, afirmó el entrenador germano del Liverpool a los periodistas. “Y Brasil es el segundo que no debes elegir, es realmente gracioso”.

“Los periodistas deben mantenerse fríos, no deben hacerlo demasiado grande si se gana, ni demasiado grande si se pierde”, explicó Klopp.

Las respuestas quedarán para mañana y el martes. Lo cierto es que el joven equipo inglés tendrá una dimensión más real de donde está parado a ocho meses del Mundial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: