web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Opiniones » Alcalde capitalino, destructor del arte y la cultura

Alcalde capitalino, destructor del arte y la cultura

@Jaime Calderón*

“Este proyecto se realizó por casi seis años consecutivos, sovaldi sistemáticamente bien elaborado, aún sin el entendimiento concreto y apoyo real de quienes gobernaban la municipalidad, hecho comprensible ya que entender y valorar el arte y la cultura desde la visión torpe de la política”

Cuando no se sabe ni una pizca de lo valioso que es el arte y lo importante que es la cultura, para la construcción de una sociedad humanamente digna, entendiendo estos rubros como prioridad para los gobiernos, se comete el crimen de negarle el derecho a la población al disfrute y participación creativa en estas áreas, bastante bien definidas en la constitución de la república y en el código municipal.
Siendo yo, Coordinador de Arte y Cultura en los gobiernos municipales de San Salvador, desde Héctor Silva hasta Violeta Menjívar, 2003-2009, se elaboraron las políticas de participación ciudadana, de género, de la niñez y la adolescencia, de donde surgió, la primer Política de Cultura que aunque no era perfecta, intentaba perfilar el valor del arte y la cultura en las políticas municipales, para incluir al ser humano en algo que le es inherente a sus derechos humanos, considerando los desmanes y atrocidades hechas por los gobiernos municipales de la derecha en estas políticas que reivindican la dignidad popular y construyen la idea de la democracia participativa, incluyente y socializadora.
Entonces, desde la Sub gerencia de Participación Ciudadana, planeé, diseñé y construí una red de Escuelas Municipales de Arte y Cultura Popular, en comunidades de alto riesgo sociocultural, tales como: Las Palmas, Iberia, 10 de Octubre, Brisas de Candelaria, San Juan San Antonio, San Antonio Abad, Montecristo, Montecarmelo y Monseñor Romero, Mercados la Tiendona y Central, Seminario Paulinos, Centros Escolares Hogar del Niño,  Juana López, Concha Viuda de Escalón e Instituto Técnico Obrero Empresarial -ITOE- de San Salvador, impartiendo talleres de artes plásticas, artes escénicas y artes literarias a más de 500 niños y niñas por año, con el objetivo de prevenir la delincuencia, la violencia, la vagancia o el ocio improductivo, además de intentar popularizar y democratizar la práctica del arte y la construcción de la cultura, aspectos  a los que jamás le ha dedicado ningún esfuerzo real y productivo los gobiernos areneros.
Este proyecto se realizó por casi seis años consecutivos, sistemáticamente bien elaborado, aún sin el entendimiento concreto y apoyo real de quienes gobernaban la municipalidad, hecho comprensible ya que entender y valorar el arte y la cultura desde la visión torpe de la política, es una deficiencia que se percibe tanto en la derecha como en la izquierda, dado al sometimiento de mas de 190 años de gobiernos ultraconservadores pro imperialistas al que han estado expuestas muchas generaciones desde la falsa  independencia de España y la fundación de las repúblicas independientes y los fracasos en la unión centroamericana.
Se llegó hasta el éxito de construir una red de Grupos de Arte Popular, entre los que había ocho grupos de teatro, produciéndose una gran cantidad de obras con temáticas que afectaban a la niñez y la adolescencia de ese entonces, realizando tres Festivales Municipales de Teatro Comunitario, hasta culminar con la conformación de la Escuela Municipal de Teatro que le dio forma a la Compañía Municipal de Teatro en la entonces activa institución conocida como Promocultura en el Teatro Municipal  Roque Dalton, donde funcionaba una gran cantidad de talleres de arte con unos setecientos participantes anuales que producían diferentes eventos para mostrarlos, estimulando a muchos a crear sus pequeños negocios.
Ese gran proceso de mas de seis años, se vino abajo cuando en el 2009, llega al gobierno municipal el alcalde que ahora es candidato a la presidencia por arena, porque lo primero que hizo fue despedir de forma ilegal e injusta a mas de setecientos empleados municipales, acto que truncó el proceso antes señalado, dado que yo estaba entre los despedidos, siendo víctima del ahora candidato presidencial que hizo gala de su irrespeto e ignorancia de la Ley de la Carrera Administrativa, el Código de Trabajo y la Constitución de la República.
En el proceso nos enfrentamos ante un Juez de lo Laboral, amigo del alcalde, de donde partió el manoseo de todos los casos, porque todos terminaron en sentencias a favor de la comuna, en los que la mayoría de despedidos no fueron indemnizados ni mucho menos reinstalados. Luego tuve que desarrollar la pelea por mis derechos, sin el apoyo que nos prometió el partido que dejaba la alcaldía, hasta llegar a poner un amparo a la CSJ, lugar donde el caso fue fallado en contra de todos los trabajadores y empleados despedidos, como ya era sabido. Si en mi caso se hubiera cumplido el debido proceso, el alcalde debió pagarme una indemnización mínima de cinco mil dólares, cosa que obviamente no hizo, contabilizándose según la ley, al menos unos cincuenta mil dólares, porque como el proceso fue ilegal de principio a fin, me asiste el derecho de recibir los salarios caídos desde el 2009 hasta la fecha 2013.
Después de todo, poco importa mi caso, mi interés en este artículo es mostrar la perversidad y malignidad del personaje que ahora es candidato a la presidencia por el partido arena. ¿Cómo un violador de los derechos de los empleados y trabajadores con despidos injustos e ilegales, podría actuar si ganara la presidencia? ¿Qué haría este candidato con el arte y la cultura del país, si ni siquiera respetó los derechos de la niñez y la adolescencia de las comunidades marginales capitalinas, donde  construí un proceso de desarrollo artístico cultural, con este acto, el alcalde destruyó un trabajo de mas de seis años en la ciudad capital, acabando en sus dos periodos con todo lo que significaba desarrollo del arte y la cultura, quedándose la alcaldía con el activismo intrascendente que caracteriza a la derecha.

Director del Centro de Investigación Cultural y Artística Razamaya

Un comentario

  1. tiene razon .por ejemplo los cursos de arte que impartian en el taotro Roque Dalton se dejaron de dar y despues solo por poco tiempo ahora es una triteza ver el poco apoyo que se le da al arte pòr parte de la municipalidad,,,esperemos que un dia vuelvan esos talleres artisticos

A %d blogueros les gusta esto: