web analytics
Martes , 22 Agosto 2017
Inicio » Internacionales » Acaban las negociaciones del clima en Bonn aún con incertidumbre sobre Estados Unidos
Acaban las negociaciones del clima en Bonn aún con incertidumbre sobre Estados Unidos

Acaban las negociaciones del clima en Bonn aún con incertidumbre sobre Estados Unidos

Por Catherine Hours

Bonn/AFP

Los delegados del clima del mundo entero concluyen el jueves en Bonn diez días de negociaciones, en medio de las incertidumbres sobre una salida de la administración estadounidense de Donald Trump del acuerdo de París sobre el cambio climático.

“Debemos avanzar sean cuales sean los obstáculos”, declaró la embajadora fiyiana, Nazhat Shameem Khan, cuyo país presidirá en noviembre la COP23, la conferencia anual de la ONU sobre el cambio climático.

“No podemos renunciar porque uno de nosotros ha decidido abandonar la familia. Por el momento, Estados Unidos no ha tomado una decisión y nosotros esperamos que permanezcan en el acuerdo. Pero no paralizaremos nuestro trabajo, aunque la decisión sea negativa”, añadió. Asimismo, saludó las conversaciones “positivas” durante estas dos semanas y un “impulso común”.

Pese a que comenzó con el temor de que las dudas estadounidenses desmotivaran a los negociadores y se creara un efecto dominó con algunos países, esta ronda terminó con la voluntad de “mantenerse positivos”.

“El espíritu es bueno. Hay debates, algunos como la UE quieren más rigor en la aplicación del acuerdo y otros más flexibilidad… Pero no ha habido semillas del bloqueo que se veía en el pasado”, antes de la adopción, a finales de 2015, de un acuerdo mundial contra el cambio climático, apuntó David Levain, antiguo negociador francés que hoy trabaja para el Instituto de Desarrollo Sostenible de París.

“Este contexto estadounidense crea una forma de solidaridad. Somos un bloque, es un poco como el ‘efecto pack’ del rugby”, manifestó.

Los debates fueron técnicos, sobre todo sobre el procedimiento en las reglas de aplicación del acuerdo de París. Respecto al “modo de empleo del acuerdo” no salió nada tangible ya que los negociadores tienen hasta 2018 para precisarlo.

‘Tabla de salvación’

El proceso climático está suspendido a la espera de la decisión de Donald Trump, que parece que ahora vacila, pese a haber prometido durante su campaña electoral que retiraría a Estados Unidos de este acuerdo, presentado por él mismo como un “bulo” que fomentan los chinos.

En Bonn, la delegación estadounidense estuvo todo el tiempo a la espera de instrucciones. Esa delegación estuvo reducida a su mínimo histórico, según los observadores con acceso a estas sesiones a puerta cerrada.

“Su jefe es un negociador experimentado. Repitió que su posición estaba siendo reestudiada”, señaló la responsable del clima para la ONU, Patricia Espinosa.

Todas las miradas se centran ahora en las cumbres del G7 del 26 y 27 de mayo, y del G20 a principios de julio en Alemania.

“Trabajamos duro con muchos amigos en el mundo para convencer a Estados Unidos de que permanecer en el acuerdo de París es una buena elección”, dijo en Bonn Jochen Flasbarth, secretaria de Estado del Ministerio de Medioambiente alemán.

Para el negociador maliense Seyni Nafo, jefe del grupo de África, “es necesario que Estados Unidos tome una decisión lo más rápido posible. Esto no puede continuar indefinidamente, para permitir a los países reposicionarse”.

Sin embargo, cuánto más dura la duda, “más esperamos llegar a convencerle”, dijo también David Levai.

El miércoles, más de 50 países entre los más vulnerables al cambio climático llamaron a reforzar la acción mundial contra el calentamiento del planeta, “nuestra tabla de salvación”, manifestaron.

El acuerdo de París, bajo el paraguas de la ONU, apunta a limitar el calentamiento global a 2ºC o 1,5ºC, en relación al nivel de la Revolución Industrial, reduciendo las emisiones de efecto invernadero.

No obstante, los compromisos nacionales actuales dirigen todavía al mundo hacia un alza del mercurio de un +3ºC. El acuerdo de París prevé, por lo tanto, que los países revisen a medio plazo sus ambiciones, para evitar impactos mayores en todo el mundo.

De hecho, según varios estudios, los indicadores del calentamiento global son todavía más alarmantes. En el Ártico, el alcance máximo del hielo marino en invierno, ha sido este año el más débil que se ha registrado nunca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: