web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Abas acusa al ejército israelí de asesinar a “sangre fría”

Abas acusa al ejército israelí de asesinar a “sangre fría”

Por Jonah Mandel
Jerusalén/AFP

El presidente palestino, and Mahmud Abas, viagra acusó al ejército israelí de “asesinar a sangre fría” tras la muerte de cuatro civiles palestinos en el marco de la operación lanzada tras el secuestro de tres jóvenes judíos.

Abas, rx que ha condenó con firmeza el secuestro de los tres jóvenes israelíes, estudiantes de escuelas religiosas judías, y se comprometió a cooperar con los servicios de seguridad para encontrarlos, interpeló al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, por la muerte de adolescentes palestinos “a sangre fría” en una entrevista al diario Haaretz.

“No tenemos intención de perjudicar a nadie pero nuestras fuerzas recurren a la autodefensa necesaria y, a veces, hay víctimas de lado palestino como consecuencia de la legítima defensa de nuestros soldados”, le contestó Netanyahu en el consejo de ministros semanal.

Desmarcándose una vez más del primer ministro, el presidente israelí Shimon Peres alabó el domingo la “valentía” de Abas y repitió que el presidente palestino ha sido “el mejor socio (para la paz) que ha tenido Israel”.

“No deberíamos perder la ocasión de hacer la paz con él”, dijo Peres, cuyo mandato concluye a finales de julio.

La ofensiva israelí, que pretende desmantelar las infraestructuras de Hamas en Cisjordania, constituye el mayor despliegue del ejército desde el final de la segunda Intifada en 2005 en este territorio palestino ocupado.

Este domingo, un palestino de 27 años con problemas mentales fue asesinado por el ejército porque, según éste, se acercó a los soldados de manera “amenazante” y no obedeció las órdenes ni las advertencias, y en Ramala, un hombre de 30 años murió asesinado por bala.

Estas muertes se suman a las de otros dos adolescentes esta semana y una quinta persona, gravemente herida en la cabeza, está en muerte clínica en un hospital israelí, según su familia.

“No hay que ceder a las provocaciones”

En una conversación telefónica el sábado con Netanyahu, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, le manifestó su “preocupación por el recrudecimiento de la violencia, las detenciones masivas y las restricciones a la libertad de movimiento en Cisjordania”, según un comunicado de Naciones Unidas publicado este domingo.

Ban estima “imperativo, tanto por razones políticas como de seguridad, no ceder a las provocaciones” para no empeorar las cosas, según el texto.

Al mismo tiempo, el coordinador de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Robert Serry, acusado por Israel de haberse excedido a sus funciones, está amenazado con la expulsión.

No obstante, no se ha tomado ninguna decisión al respecto en la “reunión de urgencia” celebrada este domingo en el ministerio de Relaciones Exteriores, según el portavoz del ministerio.

El ejército israelí anunció que ha detenido hasta ahora a 340 personas en la operación que lleva a cabo en Cisjordania, la mayoría miembros del movimiento islamista Hamas, acusado por Israel del secuestro, el 12 de junio, pese a que no hay ninguna reivindicación creíble.

“Según las informaciones que disponemos, la hipótesis de trabajo es que los jóvenes siguen con vida”, dijo el domingo el portavoz del ejército, general Motti Almoz, pese a que la prensa local aseguran que los están buscando en pozos, cuevas y grietas en la región de Hebrón.

Pero no todo el mundo está de acuerdo con Abas, que defiende la coordinación de la seguridad entre la Autoridad Palestina, que preside, e Israel. Jóvenes palestinos lanzaron piedras el domingo por la mañana contra un puesto de la policía palestino en Ramala, según un fotógrafo de la AFP. El descontento se manifiesta en particular en las redes sociales.

Las principales organizaciones de defensa de derechos humanos enviaron el domingo una carta conjunta al ministro de Defensa Moshé Yaalon para denunciar las “violaciones inútiles de los derechos fundamentales” de los palestinos, víctimas según ellas, de un “castigo colectivo” tras el secuestro de los tres jóvenes.

Los tres estudiantes de escuelas talmúdicas, situadas en asentamientos de Cisjordiana, de 19 y 16 años, desparecieron el 12 de junio en un bloque de colonias.

A %d blogueros les gusta esto: