web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Articulos » A La Vejez… Pensiones

A La Vejez… Pensiones

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) han producido cuatro programas referidos a la pensión de jubilación, store atención de salud, estudio de niños y niñas, y al trabajo decente. El objetivo es dar a conocer el “piso básico de protección social universal”. Va el primero de estos radioclips. Está bien bueno. ¡Pásalo en tu emisora!

PEDRO ¿Qué es de su hermosa vida, doña Julita?

JULIA ¡Don Pedro, qué sorpresa!… Pues ya me ve, paseando a mi perrito… (PERRO LADRA)… ¿Y usted?

PEDRO Tomando el sol, que es gratis, y me alegra la mañana.

JULIA ¿De veras? Pues lo encuentro… tristón.

PEDRO Ay, doña Julia, con estos dolores y sin plata para curarme. Uno llega a viejo y sin nada. Si no trabajo, nada.

JULIA Cuénteme. ¿Qué le pasa, don Pedro?

PEDRO Ay, Julita… No me di cuenta que el tiempo pasa y las fuerzas se gastan… Recuerdo a un amigo que se preocupaba por mí…

HOMBRE Pedro, Pedro… ¿tú estás en el seguro social?

PEDRO No, ¿para qué?

HOMBRE Para tu vejez, no siempre serás joven. Yo averiguo y te inscribes como independiente.

PEDRO Deja eso… Mírame, tengo brazos y piernas… estoy como un toro…

JULIA Y el toro acabó en la carnicería, ¿verdad, don Pedro?

PEDRO Nunca lo pensé y véame ahora, sin pensión y teniendo que trabajar en cualquier cosa para ganar unos centavos. ¡Ay, si el tiempo tuviera marcha atrás!

LOCUTORA Según la Organización Internacional del Trabajo, 4 de cada 10 latinoamericanos mayores de 65 años no reciben ninguna pensión de jubilación.

JULIA No guardaste pan para mayo, don Pedro. Yo, en cambio, sí estaba afiliada al seguro social. La empresa cumplía con su parte y yo con la mía. Sabía que mi jubilación estaba segura. Y ahora…

JULIA (FILTRO TELÉFONO) Por favor, quiero una cita para geriatría… Ah, y un turno para el oculista, que tenga la vista cansada…

JULIA Tengo derechos y los disfruto. Cada mes recibo mi pensioncita para comer y vestirme. No es mucho, pero puedo vivir sin angustias. Y hay más.

PANCHO ¿Más?

JULIA Pertenezco al programa para adultos mayores de la Municipalidad, “Edad Plateada” se llama.

PEDRO Edad dorada, Julita.

JULIA Plateada, don Pedro. ¿Dónde ha visto a una persona de mi edad con pelo dorado? (RÍEN) Y vamos a averiguar… debe haber algún programa de ayuda para usted…

LOCUTOR En muchos países de la región andina el Estado provee una pensión mínima para hombres y mujeres adultas mayores que no han cotizado a una jubilación.

JULIA Tendría que ser así en todas partes, porque al final todos hemos contribuido al país. Tenemos derecho al agradecimiento de la sociedad.

JOVEN (SE ACERCA) Hola, buenas, buenas… ¿Congreso de la tercera edad? ¿Cómo está doña Julia… don Pedro?

JULIA Acá, mijo, recordando yo y don Pedro lamentándose.

JOVEN ¿Y por qué son los lamentos, si puede saberse?

PEDRO Yo le contaba a Julita que no tengo pensión de jubilación… ¡A mi edad y trabajando!

JOVEN ¿Y cuál es el problema? Así no le ha “regalado” su dinero al Estado. Cuando tuvo, lo disfrutó.

JULIA A ver, a ver, mijo… Una cosa es “regalar”. Y otra cosa es ahorrar. Las leyes dicen que una parte del seguro la pagas tú y otra el empleador. Y al final, tenemos cómo vivir la vejez.

JOVEN Pues yo estoy ahorrando pero independientemente.

JULIA Haces bien. Pero el problema es que cuando tienes una necesidad, ahí mismo echas mano de lo que guardas.

PEDRO Si lo tienes en el seguro social, no puedes.

JULIA Puedes, pero lo piensas dos veces.

PEDRO Por experiencia te digo, muchacho, mejor paga tu seguro. Luego estarás como yo, cansado y sin plata.

JULIA En cambio, yo vivo con mayor tranquilidad. Hago biodanza y voy de paseo con mis amistades de la “edad plateada”.

LOCUTOR El Estado debe de establecer sistemas de pensiones con base solidaria que garanticen a todas las personas adultas mayores un ingreso mínimo en sus últimos años.

JULIA Y ahora me voy a seguir paseando a mi perrito… ¿Me acompaña, don Pedro? Cuerpo sano en bolsillos sanos. (CONFIDENCIA)… Después averiguamos lo de su pensión…

Este es un mensaje de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

A %d blogueros les gusta esto: