web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Editorial » A la ANEP no le interesa la soberanía
A la ANEP no le interesa la soberanía

A la ANEP no le interesa la soberanía

Recientemente, doctor el Presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, manifestó, en un programa de opinión televisivo, estar de acuerdo con las presiones que Estados Unidos está ejerciendo contra El Salvador, para aprobar el FOMILENIO II.

Es de recordar que la embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, en reiteradas ocasiones ha opinado que si El Salvador no realiza ciertas exigencias de los Estados Unidos, no se firmará el Fomilenio.

El Fomilenio comprende una donación de los Estados Unidos de América de 270 millones de dólares, para ser invertidos en la zona costera del país, sobre todo en obras públicas.

Cuando el ex presidente de la República, Mauricio Funes, inició el proceso para que El Salvador fuera favorecido por segunda vez con la Cuenta del Milenio, conocido como Fomilenio II, cumplió una serie de exigencias. La firma de este Segundo compacto debió haberse realizado en noviembre del año pasado, pero Estados Unidos, fue agregando cada vez nuevas exigencias para firmar el compacto.

Una de las últimas exigencias fue la reforma a la Ley de Lavado de dinero, pues Estados Unidos exigía que se incluyera en la misma, la figura de la “Personas Políticamente Expuestas” (PPE), tal como aparece en la legislación regional.

Y pese a que la reforma fue aprobada en el Congreso por 72 votos, es decir, por unanimidad de todas las fracciones políticas, incluyendo al partido ARENA, la embajadora Aponte dice que no basta, y hoy pide que se vuelva a modificar la ley y se agregue, entre el listado, a los “ex presidentes”.

Las peticiones o exigencias de Estados Unidos a través de su embajada en El Salvador es una clara intromisión a los asuntos internos, es una violación a la soberanía salvadoreña, y así lo dejaron ver, un grupo de congresistas, hace aproximadamente dos meses, y pidieron a su Gobierno, no poner ese tipo de condiciones al Gobierno de El Salvador, y exigieron que se firmara el Segundo Compacto.

Lamentablemente Daboub, y por ende la ANEP, pues habla en su nombre, están a favor de que Estados Unidos se entrometa en nuestros asuntos internos, que viole la soberanía salvadoreña, cuando se muestra a favor de las presiones al gobierno salvadoreño para la aprobación del FOMILENIO II.

La ANEP debería tener gestos más patrióticos, y lejos de aplaudir las presiones de la Embajada debería, respetuosamente, rechazarlas y condenarlas.

Una postura soberana y respetuosa fue la expresión del Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, cuando el lunes expresó: “A nosotros no nos gusta que nos presionen para cambiar nuestra legislación a cambio de un poco de dinero”. Y así como al Gobierno, al partido FMLN no les gustan las presiones de los Estados Unidos, también, centenares de miles de salvadoreñas y salvadoreños no nos gusta que nos presionen. No nos gusta que se entrometan en nuestros asuntos internos. No nos gusta que violen nuestra soberanía. Hay que ser apátridas para aceptar las condicionantes extrajeras.

2 Comentarios

  1. Y áun así mandaron a Robertillo a pedir cacao a la Presidencia para que sacaran a los intocables dueños medios de comunicación de esa ley…

  2. cobardes a veces somos todos, cuando permitimos que estos sujetos, sean traidores a la patria y no nos manifestamos, personajes oscuros que permiten, tratados de comercio que vulneran nuestra soberania y no se manifiestan y piden a la embajadora que revise dicho tratado que es inconstitucional, solamente demuestran que son malhechores que solamente piensan en su bolsillo, ojala tuvieran la capacidad mental de defender nuestro pais, y de tal manera es posible que avanzaramos hacia un mejor futuro, pagando sus impuestos y no tratando de buscar solo leyes que les permita evadir los impuestos,este sujeto y la anep solo son parasitos que se comen nuestro pais

A %d blogueros les gusta esto: