web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Articulos » Un rayo le quemó el internet y no se dio cuenta del premio
Un rayo le quemó el internet y no se dio cuenta del premio
Roberto Cea, escritor salvadoreño. Foto Diario Co Latino/ Ricardo Chicas Segura

Un rayo le quemó el internet y no se dio cuenta del premio

Patricia Meza
@pmeza1

De caminar  apresurado, encanecido cabello y acompañado siempre de una gran sonrisa, Roberto Cea, conocido como el “Pichón”, salió a la acera de su casa en el Barrio Santa Anita, de San Salvador, donde reside junto a su esposa e hijo,  para abrir las puertas de su hogar y mostrar que la musa literaria que lo ha acompañado  por décadas, sigue vigente.

En el jardín de su casa bajo un árbol de arrayán, que está rodeado de un aguacate, un guayabo y hasta un limonero que trajo de Cuba,  “El Pichón” relata amenamente como su obra “Regresar a la Madre Tierra” fue reconocida entre otras obras y le adjudicaron un premio.

El caminar por las letras Cea  ha recorrido el mundo, por lo que también su aporte literario ha sido reconocido.

Estas distinciones tienen que ver mucho con todo el legado y la producción literaria que Cea tiene como poeta, escritor y dramaturgo tanto en El Salvador como en España, Perú, Panamá Argentina, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Venezuela, Estados Unidos entre otros, lugares en los que han sido reconocidos sus libros.

Sobre el reciente premio en Costa Rica contó que en Diciembre se quedó sin internet por culpa de un rayo, al estar incomunicado no se dio cuenta que la Universidad Nacional de Costa Rica, sede regional Brunca,  le había otorgado un premio a su obra “Regresar a la Madre Tierra”, con la que participó en el certamen literario de esa universidad, en su trigésima tercera edición, en los género de poesía y cuento.

Roberto Cea.

La temática del certamen fue “Madre Tierra” y  en la obra de Cea que eran 50 cuartillas, iban incluidos tres cuentos: Ven a la Madre Tierra; El Diablo Gay y la Siguanaba en Nueva York con lo mismo.

En los tres cuentos se trata del  “Arte de Morir (Ars Moriendi), en El Salvador  y el mundo , después de haber vivido  intensamente lo que se debe vivir y como se debe hacer, gozar y regresar  al hoyo”, afirmó Cea.

Y es que al ver la muerte como algo normal, esto nos vuelve inmune, pero en los cuentos se relatan las injusticias que se cometen con la población y la necesidad de optar por la vida.

Para escribir este libro Cea invirtió  aproximadamente un año y medio.

El premio que  consiste en una medalla, un diploma y efectivo lo recibió esta semana el señor embajador de El Salvador  en Costa Rica , Sebastian Vaquerano, en la Dirección Académica de la Universidad Nacional sede Regional Brunca, Campus Pérez Zeledón de la nación costarricense.

Cea nació a  56 kilómetros de San Salvador, un 10 de abril de 1939, en Izalco, Sonsonate, en la actualidad es uno de los grandes referentes literarios del país, reconocido a nivel nacional e internacional.

Izalco  ha reconocido a este prolífico ciudadano, cuyo legado poético lo ha llevado a ser declarado “Hijo Meritísimo” de su pueblo en el 2009 y también nombrar la segunda avenida  Norte y segunda avenida Sur con su nombre.

Cea a diferencia de muchos poetas conserva esa sencillez heredada de los Izalqueños y ese amor por la naturaleza.

Cea pertenece a una generación de escritores comprometidos que en sus escritos plantean siempre la realidad desde un punto crítico, para que este país este mejor.

Para él, ser escritor  ha sido una de las batallas más grandes donde sus escudos han sido la paciencia, el valor y el sentido del humor.

En la actualidad tiene 78 años y empezó a escribir a los 14, en 1950 le publicaron por primera vez en la sección “Sábado de Diario Latino”, a cargo de Juan Felipe Torruño y trabajó en este vespertino durante los años 60.

El escritor de “Los Herederos de Farabundo”, “Mitología de Cuscatlán”, “De peros y hombres” y otros más está convencido de que la literatura puede cambiar el mundo y si las cosas no están bien hay que tomar posturas.

A %d blogueros les gusta esto: